Updated 2 months ago

Tribu amerindia en la Guyana: en el medio de dos mundos

Los amerindios son los descendientes de los indígenas de la Guyana; Se agrupan ampliamente en tribus costeras e internas. El término tribu es una clasificación lingüística y cultural más que política. Los amerindios costeros son los caribes, arawak y warao, cuyos nombres provienen de las tres familias lingüísticas de los amerindios guyaneses. La población de los Carib caribeños en Guyana disminuyó en el siglo XIX, pero las comunidades Arawak y Warao se encontraron cerca de los ríos Pomeroon y Courantyne.

Los amerindios interiores se clasifican en siete tribus: Akawaio, Arekuna, Carib del río Barama, Macusi, Patamona, Waiwai, y Wapisiana. El Carib del río Barama, Akawaio, Arekuna, y Patamona viven en los valles de los ríos en el oeste de Guyana. Dos grupos amerindios viven en la región de Savannah Rupununi: el Macusi en la mitad norte y el Wapisiana en la mitad sur. Los Waiwai viven en el extremo sur del país, cerca de las cabeceras del río Essequibo. Todos los amerindios interiores originalmente hablaban lenguas caribes, con la excepción de la Wapisiana, cuyo idioma está en la familia lingüística Arawak.

En los años noventa, todos los grupos amerindios habían sufrido una aculturación extensa. Los amerindios costeros fueron los más aculturados, compartiendo muchas características culturales con afro-guyaneses e indo-guyaneses de clase baja. Hubo un considerable matrimonio entre amerindios costeros y afro-guyaneses. El Waiwai y el Barama River Carib eran probablemente los menos aculturados de los amerindios. Sin embargo, la mayoría de los amerindios hablaban inglés (o cerca de Brasil, portugués) como primera o segunda lengua. Casi todos los amerindios habían sido afectados por los esfuerzos misioneros durante muchas décadas. Finalmente, la mayoría de los amerindios se habían integrado de una u otra forma en el sistema económico nacional, aunque usualmente en los niveles más bajos.

Por razones políticas, sociales y territoriales estas comunidades no pudieron desarrollarse totalmente inmersos en su cultura, de hecho, en estos momentos tal como se mencionó, son una mezcla de tradición y globalización. Y lo más irónico es que tampoco tienen la posibilidad de ser parte completamente de la vida global en la que ya se desenvuelve la Guyana.