Updated 5 months, 1 week ago

Combatiendo el cambio climático en la industria cafetera

Los países productores de café enfrentan dificultades como la proliferación de enfermedades y la pérdida de tierra apta para el cultivo. En un artículo pasado del LatinAmerican post discutimos las consecuencias del cambio climático en la industria del café, luego de que el Instituto Climático de Australia publicó un reporte explicando los efectos y riesgos que produce el calentamiento global.

Costa Rica no ha estado exenta de estos problemas. “Nuestra producción de café por hectárea ha disminuido a causa de la maduración temprana de las plantas y las enfermedades,” dijo a la agencia IPS, Maritza Cal, una caficultora costarricense. Además, la competencia en el mercado y la expansión de la urbanización en el país ha hecho que las fincas cafeteras cayeran de 34,000 en 1984 a 26,000 en 2014, de acuerdo con cifras de “El Estado de la Nación 2015.”

Ahora, según el ministerio de agricultura aproximadamente 4,000 familias dependen en la industria del café en el país. El cultivo predominante es de café Arábica con un total de 85,000 hectáreas sembradas.  

Los riesgos generados por el cambio climático han hecho que expertos, agencias gubernamentales, cooperativas y asociaciones de productores trabajen en conjunto para salvar la producción de café con la mejor tecnología disponible.

Los productores están incluyendo variedades más resistentes de café y mejores prácticas de fertilización. Además se plantan árboles distintos a la planta del café para generar sombra y prevenir la erosión del suelo. Los árboles sembrados crean un microclima que previene problemas causados por las altas temperaturas y mejora la filtración del agua.

“Ahora volvemos a casa con plátanos, yuca, malango y jocotes. Todos estos son árboles que dan sombra,” dijo a IPS Bienvenido Abarca, un caficultor de Llano Bonito.

Llano Bonito en León Cortés es una región montañosa a 175 km al sureste de San José. Los caficultores se han adaptado y crearon una cooperativa llamada Coopellanobonito, que exporta café de calidad premium a los Estados Unidos. Algunos de sus caficultores hacen parte de un taller para mitigar los efectos del cambio climático.

“La roya del cafeto, generada por un hongo, ya no se presenta en un momento específico del año, sino que cambia cada año, viene antes o después dependiendo del clima,” comentó Abarco. Sin embargo, lo que ha aprendido en el taller le ha dado algo de optimismo.

Una de las soluciones propuestas es en proyecto presentado por Elías de Melo, un brasileño experto en café y sistemas de agroforestería del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) de Brasil en conjunto con la Fundación Café Forestal.

“Queremos comenzar con 4 fincas piloto en esta comunidad, para que funcionen como aulas,” dijo Carlos Jones, el director general de la Fundación. La idea es crear 4 fincas piloto en seis comunidades, una de ellas Llano Bonito.

Este proyecto ya ha recibido 100,000 dólares del Fondo de Adaptación Internacional, que financia proyectos dirigidos a reducir los efectos del cambio climático en países en vías de desarrollo. Por mecanismos similares, Costa Rica ya obtuvo 10 millones de dólares para usar en 30 proyectos alrededor del país.

El apoyo financiero es crucial, pues sembrar variedades de café cuesta aproximadamente 8,000 dólares por hectárea y las plantas pueden tomar hasta 3 años para producir su primera cosecha.

Asimismo, soluciones específicas para cada comunidad deben ser desarrolladas. Una encuesta realizada a 300 familias caficultoras por la economista Milagro Saborío en conjunto con CATIE encontró que, “no es posible plantear un modelo nacional único.”

Octavio Ramírez representante de Costa Rica frente en la  Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) está de acuerdo con Saborío. “Los trajes deben ser hechos a la medida, pero hay cosas que tienen en común,” declaró ante IPS. La FAO actualmente trabaja con caficultores a lo largo de Centroamérica  para ayudar a prevenir y luchar contra la roya del cafeto.


LatinAmerican Post