Updated 5 months ago

Indukern: con la mira en América Latina

La empresa familiar química Grupo Indukern apunta al continente americano para crecer y reducir a la mitad la dependencia del mercado español, que hoy supone el 45% de las ventas. La compañía fue fundada en 1962 por José Luís Díaz-Varela, que con 24 años reprodujo en España el negocio de distribución de productos químicos para la industria que Heinz Kern, su padrino profesional, tenía en Venezuela. Lo sorprendente del caso es que José Luís llegó a Venezuela como inmigrante con 18 años, tuvo un fugaz paso por la universidad, y volvió a una España cerrada a las importaciones para poner en marcha la fabricación de sus propios productos.

Así se formó Grupo Indukern (facturó 755 millones de euros en 2015, y ha crecido un 50% desde 2007), un distribuidor y fabricante de referencia en el sector químico-farmacéutico que amplía sin cesar su gama de productos. El fundador fue un visionario pionero en implantarse en India (1990) y China, por ejemplo, para importar materias primas. Distribuye y fabrica 1.200 aromas (para dar sabor) y fragancias (para aromatizar), un tercio de lo conocido en el mundo. Kern Pharma, una de sus tres filiales productivas, es el primer vendedor de paracetamol y de ibuprofeno en España. El laboratorio farmacéutico para animales Calier, otra de sus filiales productivas, ha desarrollado una de las dos vacunas mundiales contra salmonella aviar.

El grupo empresarial acompaña la diversificación de su actividad con la expansión exterior. La búsqueda mundial de productos para distribuir ha facilitado la internacionalización del grupo, que vende en ochenta mercados, y tiene filiales o presencia directa en 19 de ellos.

Europa y Latinoamérica son sus mercados de referencia. Está implantado en siete países latinoamericanos, y quiere ampliar esta presencia mediante la compra de empresas, también en Estados Unidos. De hecho, creó un departamento de fusiones y adquisiciones hace tres años (han comprado tres empresas en dos años). Chile, Perú, Bolivia y Ecuador son países prioritarios de su estrategia, que incluye el crecimiento de otros mercados con filial propia, como México. “Tenemos mucho interés en Latinoamérica, llegamos en los años ochenta, y hemos logrado el reconocimiento de nuestras marcas”, afirma Raúl Díaz-Varela, vicepresidente ejecutivo.

“Su estrategia de expansión es acertada. Chile y Perú son buenos países para realizar inversiones industriales, y Perú mejora el horizonte económico de sus vecinos por su reciente elección de Gobierno. En Bolivia, me asentaría en la zona de Santa Cruz de la Sierra, de mayor crecimiento. En Ecuador, esperaría a las elecciones presidenciales para sustituir a [Rafael] Correa. Sobre su interés por EE UU, le vendrá bien su posición en México, puerta de entrada trasera a ese país”, explica José Ramón Pin Arboledas, profesor del IESE.

El 23% de los ingresos de Grupo Indukern proceden de Latinoamérica, donde tiene 358 empleados. Su presencia mexicana es la más abultada, y quiere potenciarla. Indukern México, una de sus filiales, es el primer distribuidor de aditivos para ganadería del país, y dobló sus instalaciones en 2011. El grupo tiene dos plantas de producción veterinaria en el continente, una en Uruguay, y otra en Colombia, procedente de la compra de Laboratorios Laverlam en 2015. En ese mismo año adquirió la firma brasileña de alimentación Hexus Food.

La presencia de Grupo Indukern en Latinoamérica tiene sombras. El fundador José Luís Díaz-Varela volvió a Venezuela para implantar su empresa en los años ochenta, y se resiste a abandonar el país esperando un cambio. “Hemos provisionado el riesgo de Venezuela hace tres años, y trabajamos con el cambio libre de unos 1.200 bolívares, en vez del cambio oficial de 50 bolívares”, explica Raúl Díaz-Varela. Los contratiempos geopolíticos suelen marcar sus desinversiones. En Brasil, vendió (en 2015) su participación en Hetarpe Calier al socio brasileño, que quería “invertir más de lo correspondiente al sobrecalentamiento de la economía brasileña”. En Europa, han vendido la filial rusa, y siguen como distribuidor.

Distribuir las materias primas fundamentales en la fabricación de productos químicos ha sido la mejor escuela para empezar a fabricarlos. “Añadimos valor a los productos que distribuimos, y los adaptamos a las necesidades de nuestros clientes. Por otra parte, sabemos que la tónica de los fabricantes es vender directamente a sus mayores clientes cuando finalizan los contratos firmados con los distribuidores”, explica Raúl Díaz-Varela.

La joya de la corona es Kern Pharma, el tercer fabricante de genéricos por volumen de fabricación (100 millones anuales de unidades), y el cuarto por facturación (207 millones de euros en 2015) del mercado español. La oportunidad llegó con la venta de la planta de Roche en Terrassa (Barcelona) en 1999, tras la publicación de la Ley de Medicamentos Genéricos. La planta es hoy un modélico laboratorio, tras una inversión de 100 millones de euros. La gran apuesta de Kern Pharma es impulsar su área de estrategia y desarrollo, con más de 60 personas que investigan la mejora de moléculas, y desarrollan productos propios.

Prudencia

El grupo desconoce las pérdidas, huye de inversiones arriesgadas, desinvierte en empresas o mercados que salgan de su estrategia de crecer con solidez, y acelera su transformación de intermediario a fabricante. Es el diseñado del fundador para hacer una empresa sostenible de una saga familiar de emprendedores.

Grupo Indukern tiene tres filiales. Indukern (el origen del grupo) facturó 503 millones en 2015, y tiene seis divisiones que distribuyen y fabrican materias primas y preparados de alimentación humana, aromas y fragancias, farmacia, veterinaria y nutrición animal, y productos químicos industriales para empresas del sector químico-farmacéutico. El grupo se formó con la creación de Calier en 1968, el laboratorio veterinario que facturó 69 millones en 2015.

Kern Pharma es el laboratorio farmacéutico e ingresó 207 millones de euros en 2015, y distribuye sus productos en 55 países. Está diversificado en la fabricación de genéricos, medicamentos sin receta, medicamentos biosimilares, productos de salud para la mujer, fabricación para terceros, y un área de medicina estética y cosmética.

El País