Updated 10 months ago

Latinoamérica tiene un desigual desempeño ambiental

El desempeño ambiental de los países latinoamericanos y del Caribe es muy desigual, confirma el último índice global.
 
Costa Rica (42) y Argentina (43) pertenecen a los 50 países con mejor  comportamiento mundial. Haití fue el único país del hemisferio occidental entre los 50 peores.
 
El Índice de Desempeño Ambiental evalúa nueve áreas, utiliza 20 indicadores básicos y aglomera datos de 180 países.
Alisa Zomer, coordinadora del índice en el Centro de Derecho y Política Ambiental de Yale, explica a SciDev.Net que en términos globales el índice evidencia un positivo avance en aspectos ambientales, como impactos en la salud, acceso a agua potable y saneamiento básico pero al mismo tiempo desnudó un deterioro de la calidad del aire y las pesquerías.

Los impactos positivos, como la reducción en el número de personas sin acceso a agua potable que pasó de 960 millones a 550 millones, se explica por los esfuerzos de los Estados por mejorar la infraestructura sanitaria.
 
En cuanto a la mala calidad del aire (10 por ciento de las muertes globales asociadas a contaminación aérea) el informe señala que es un asunto global no confinado a ningún país.

El declive de las pesquerías “refleja el manejo inapropiado que conlleva a un deterioro ambiental”, subraya.
 
Los cinco países más saludables ambientalmente fueron Finlandia, Islandia, Suecia, Dinamarca y Eslovenia. Los peores Somalia, Eritrea, Madagascar, Níger y Afganistán.
 
En Latinoamérica, además de Costa Rica y Argentina, se destacaron Cuba (45), Brasil (46) y Panamá (51). Al fondo de la tabla, junto a Haití, aparecen pequeñas islas del Caribe como Granada (120), Antigua y Barbuda (122) y Barbados (140).
 
Zomer advierte que “las comparaciones deben darse entre países similares y comprendiendo las tendencias regionales”.
 
Según Donald William Mosteller, uno de los investigadores del índice, el principal factor a la hora de explicar el buen desempeño de algunos países es que ser verdes y sostenibles es parte de su identidad social.
 
“Estos países tienen muchas políticas ambientales y metas ambiciosas. Estrategias para implementar en el terreno, bien financiadas y conectadas al resto de la economía”, precisó a SciDev.Net.
 
Una de las novedades en la última medición fue la introducción de indicadores de agricultura sostenible, como el uso eficiente de nitrógeno: el índice detectó que sólo 20 por ciento de los 180 países cumplen con esta meta.

Para Mariana Panuncio, directora del Programa de Cambio Climático para América Latina de WWF, la ventaja de un índice como este es que al “usar una métrica similar para todos los países, permite contribuir a procesos de incidencia globales como a nivel nacional”.

Lanzado el 25 de enero, el índice es elaborado desde hace 16 años por la Universidad de Yale y la Universidad de Columbia en colaboración con la Fundación de la Familia Samuel, la Fundación McCall MacBrain y el Foro Económico Mundial.

SCIDEV.NET