Updated 4 months, 1 week ago

Los mercados ambientales en Colombia podrían crecer

“Mercados Ambientales Emergentes en Colombia” es el nombre de la publicación realizada por Fondo Acción, Fundepúblico, World Conseration Sociery y financiada por la Fundación MacArthur. Es el primero en su clase en Latinoamérica. De acuerdo con este, se han invertido 127 millones de dólares desde 1993 hasta 2015 en la adquisición de zonas de conservación regional, lo que equivale a 270,000 hectáreas en todo el país.

“Los mercados ambientales son un mecanismo para promover la gestión de bienes y servicios ambientales a partir de incentivos económicos,” lee el informe. Son importantes porque permiten mejorar las condiciones ambientales de un área o proteger los servicios que esta provee. Además, representan nuevas oportunidades de ingresos, principalmente en áreas rurales.  

En el país, dos de los mayores mercados asociados con el agua se movilizan con el 1%. Es decir que los proyectos que tomen este recurso de fuentes naturales deben invertir este porcentaje de sus costos en la protección de la cuenca hídrica. Asimismo, los municipios y departamentos del país deben invertir el 1% de sus recursos corrientes en la protección de estos espacios.

En este caso los departamentos de Meta y Casanare son las regiones con amplia demanda en este mercado porque coinciden con la oferta de proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos. Igualmente, Cesar, Santander y Antioquia ofrecen oportunidades en este mercado. Junto con el sector de hidrocarburos, la energía e infraestructura son los que general la mayor demanda de recursos hídricos.

Sin embargo, el mayor inconveniente para la efectividad en estas transacciones se debe a la falta de información. Las regiones no tienen identificadas las zonas para las posibles compensaciones. Una de las empresas participantes en el estudio mencionó que este desconocimiento puede causar la inefectividad de las acciones de conservación.

Asimismo, Luisa Fernanda Lema una de las autoras del diagnóstico comentó a Mongabay Latam, ““Vimos que muchos de los recursos que se deberían haber invertido están parados. En entrevistas previas a la publicación, varias empresas señalaron que tienen recursos sin ejecutar, porque no saben dónde invertirlos y la autoridad no ha dado mayores luces sobre cómo proceder.”

Añade que dado el capital proyectado para inversión se podrían generar grandes cambios en el país si las autoridades correspondientes prestaran más atención a este tipo de mercado. De acuerdo con el Informe de Gestión Ambiental del Sector Hidrocarburos de 2014 esa inversión del 1% correspondió a 54.2 millones de dólares de los cuales solo 2.6 se ejecutaron durante el año.

Oscar Mejía, exdirector de Información y Gestión Ambiental de la Gobernación de Antioquia propone que se amplíen las fronteras de los parques nacionales naturales del país para enfrentar los problemas de desinformación y vacíos legales en la adquisición de predios para la conservación. De esta manera podrían evitarse los cambios en el uso de las zonas al cambiar las administraciones gubernamentales y proteger las zonas. Además, esto iría de la mano con la estrategia de crecimiento verde que tiene el país.

Carlos Mario Tamayo, Subdirector de Sostenibilidad y Negocios Ambientales de Parques Nacionales de Colombia mencionó, “estamos en la tarea de hacer una valoración de los servicios ecosistémicos que brindan nuestros parques.” La entidad busca negocios que promuevan el aprovechamiento sostenible de los recursos como el ecoturismo.

Mientras tanto, los mercados ambientales de agua obligatorios en el país siguen siendo una oportunidad pues su “potencial ha sido subutilizado” para generar opciones de desarrollo a partir de la conservación. Se debe afinar el sistema de información y de acceso y tenencia de la tierra concluyó Lema.

 

LatinAmerican Post