Updated 1 month, 3 weeks ago

México toma los primeros pasos para una renegociación del TLCAN

El gobierno mexicano empezó un proceso de 90 días de consultas con el senado y el sector privado del país previo a iniciar conversaciones con Estados Unidos sobre una posible revisión al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El presidente Trump ha dicho que quiere renegociar el acuerdo para que Estados Unidos salga ganando, pues ha llamado al TLCAN “el peor pacto comercial aprobado en la historia” de ese país. Ha amenazado con abandonar por completo el acuerdo, que incluye a México y a Canadá, si no es posible negociar mejores términos.

Las tensiones entre México y Estados Unidos han ido en aumento desde la elección de Trump y, la semana pasada, el presidente Enrique Peña Nieto canceló un viaje a Washington después de que Trump insistiera en Twitter que México debe pagar por la construcción de un muro fronterizo.

El gobierno mexicano también negó la noche del miércoles un reporte de Associated Press que citaba un extracto de una llamada telefónica que sostuvieron Peña Nieto y el presidente estadounidense el viernes pasado, en la cual Trump habría amenazado con enviar tropas hacia México para detener a los “bad hombres” si las fuerzas de seguridad mexicanas no podían hacerlo.


Bajo las leyes estadounidenses, la Casa Blanca debe informar al congreso al menos 90 días antes de firmar un nuevo acuerdo comercial. No queda claro si el ejecutivo de Trump avisó el miércoles al Capitolio, pero el periodo establecido por el gobierno mexicano busca avanzar un proceso similar, según un comunicado conjunto de las secretarías de Economía y Relaciones Exteriores. Se espera que las negociaciones empiecen en mayo.

La posibilidad de que haya discusiones parecía mínima hace una semana, cuando Peña Nieto canceló la visita a la Casa Blanca. Ha dicho repetidamente que México no pagará el muro que Trump volvió pieza central de su campaña presidencial, pese a un costo estimado de miles de millones de dólares y cuestionamientos sobre la efectividad que ha hecho hasta el secretario de Seguridad Nacional John Kelly.

La llamada telefónica entre Trump y Peña Nieto fue presentada como un evento que mejoró ligeramente las relaciones, aunque no hubo acuerdos sobre el muro o si se reprogramaría la visita de Peña Nieto.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, dijo que a la llamada le siguieron conversaciones con la Casa Blanca antes del anuncio del miércoles.

México argumenta que cualquier renegociación del TLCAN debe estar acompañada por pláticas sobre otros temas que vinculan a las naciones vecinas, como seguridad fronteriza o migración.

Mientras el gobierno mexicano busca mantener el TLCAN y el comercio en la frontera –con el cual se intercambian hasta 1,4 mil millones de dólares diarios–, la incertidumbre sobre el futuro del acuerdo ha puesto presión sobre el peso mexicano y ha despertado preocupaciones sobre las inversiones en ese país.

En respuesta, México pretende reforzar acuerdos con otros socios comerciales: está en el proceso de actualizar el pacto con la Unión Europea y de revisar posibles tratados bilaterales con países como Argentina, Australia y Brasil.

“Tenemos que estar preparados para los diferentes escenarios”, dijo Videgaray.