Updated 5 months, 2 weeks ago

Zapatos hechos con materiales reciclados

Alejandro Malagón es confundador de Xinca junto con Nazareno El Hom y Ezequiel Gatti, una empresa que fabrica zapatillas y alpargatas con caucho reciclado de neumáticos y con la reutilización de telas de diferentes orígenes. En 2004 vendieron 2500 pares y el año pasado aumentaron a 10.500. Además, uno de los lugares de trabajo de la marca es el penal de San Felipe en Mendoza, donde capacitan a 32 internos para fabricar el calzado, y así cuando cumplen con la condena continúan trabajando para la compañía.

"Cuanto más gente utilice las zapatillas, más se va a reciclar y más impacto social vamos a hacer. Queremos bajar la tasa de reincidencia delictiva", indica Malgor, de 34 años y diseñador gráfico. En la Argentina, por ley, las empresas deben cambiar el calzado de sus operarios cada seis meses, y Xinca cerró un contrato con el municipio de Quilmes para ser el proveedor oficial.

La empresa tiene acciones conjuntas con Boca Juniors, donde por cada par vendido, donan unas zapatillas a un chico con vulnerabilidad social. Cada alpargata cuesta $330, mientras que sus zapatillas varían entre $450 y $890 el par. "La calidad del producto no se negocia. Es lo que hace que se sigan vendiendo", dice Malgor y cuenta que la compañía también exporta sus productos a Australia, España y Chile

Al momento llevan reciclados 13 toneladas de neumáticos. "Queremos ser una marca que contagie a otros emprendedores y mostrarles que se puede hacer proyectos de otra manera. Se puede ganar plata y construir", expresó.

 

La Nación