La inminente caída de NAFTA beneficiaría a América Latina

¿Cuáles son los planes de apoyo de México y Canadá?

La inminente caída de NAFTA beneficiaría a América Latina

Read in English: If NAFTA fails, Latin America wins

El comercio internacional debe funcionar “suavemente, predeciblemente y tan libre como sea posible”, de acuerdo a la Organización Mundial de Comercio. En este espíritu, la idea general sobre la comercialización reside en el respeto mutuo y la cooperación entre naciones.

Es de esperar que la transición de una nación que solía velar por la apertura y la libertad económica impacte ampliamente a sus compañeros de intercambio; esta situación es aún más complicada cuando el país en cuestión es Estados Unidos. 

Canadá, México y Estados Unidos formaron NAFTA en 1994; el tratado de los países norteamericanos fue un hito de su tiempo y generó, hasta hoy, los mayores beneficios a Estados Unidos. Sin embargo, el tratado extendió la inmigración hacia dicho país y ha propiciado que sus empresas multinacionales produzcan en otras naciones por intereses netamente económicos.

El discurso de Donald Trump frente a la Asamblea General de las Naciones Unidas fue enfático en una nueva perspectiva de gobernanza mundial donde el rol de Estados Unidos pasó de ser un punto crucial frente al mundo a ser uno donde cada nación debe velar por sus propios intereses mientras el país norteamericano posa como un ejemplo a seguir de forma voluntaria.

Lea También: México piensa en un mundo sin NAFTA

Los miembros de NAFTA se han comportado de manera racional seguido a los comentarios disruptivos del representante estadounidense al explorar alternativas que permitan sustituir las pérdidas económicas que el choque comercial genera a sus balances nacionales.

México ha sido el más rápido en reaccionar ante el potencial giro en las dinámicas internacionales de su vecino al norte. Ante el fin de NAFTA, el gobierno mexicano tornaría su atención a la Alianza del Pacífico, el bloque regional compuesto por México, Chile, Colombia y Perú que cuenta por el 50% del comercio en América Latina y el 38% del PIB regional.

Al enfocar su atención al sur del continente, México será capaz de presidir un grupo de naciones con inmensa riqueza natural y un modelo de gobernanza eficiente de la mano de Chile. El bloque se compone de naciones alineadas al libre comercio que buscan aumentar su presencia en el mundo

El principal aliado comercial de Canadá es Estados Unidos. Tan solo en 2016, EE. UU recibió $12.5 billones de dólares producto de las compras canadienses, que representan el mayor gasto de un país a dicha nación.

Ante la posible aplicación de la promesa de campaña de Donald Trump, Canadá dirige su atención hacia el fortalecimiento del TPP, el tratado de países trasatlánticos. Dicha asociación incluye a Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Estados Unidos.

El tratado fue firmado el 4 de febrero de 2016 y actúa en favor de la reducción de cuotas de comercio y aplicación de esquemas de libre comercio entre países. El 40% del PIB mundial pertenece a la TPP y sus decisiones afectarían a 800 millones de personas, el doble de agentes cubiertos por el mercado único europeo.

El rápido cambio en las políticas de Estados Unidos ha afectado a sus vecinos. Si NAFTA es revocado entonces el mundo sentirá un choque instantáneo con una recuperación progresiva que beneficiaría a América Latina en mayor medida.

 

 Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…