La economía de Trump: ¿por qué abandonar NAFTA?

Los datos reflejan realidades políticas y proyectan su desenvolvimiento

La economía de Trump: ¿por qué abandonar NAFTA?

Read in English: Trump's economy: why leave NAFTA?

Abandonar NAFTA tiene mucho que ver con un aumento en las probabilidades del presidente de los americanos de ser re-elegido en los siguientes sufragios. Derrotar a Hillary Clinton en 3 de cada 5 estados demostró el evidente poder de las masas enfurecidas, una herramienta ampliamente usada por el republicano que parece querer posar como un caudillo latinoamericano ante el pueblo estadounidense.

Puesto en cifras Donald Trump supo capturar el inconformismo de 62,99 millones de votantes norteamericanos, solo 2,86 millones menos que los Demócratas. Los estados donde el presidente fue elegido son en promedio 21% más pobres que aquellos donde no obtuvo mayorías de acuerdo a datos nacionales de los Estados Unidos. Donald Trump triunfa donde existen presiones económicas.

El camino del presidente norteamericano a obtener una mayor porción de la historia de su país depende de su capacidad de cautivar a 1,43 millones de familias más que en 2016 a lo largo de 1.460 días. Al eliminar NAFTA y atraer de vuelta a las compañías locales que han decidido producir en México se abrirían 0,68 millones de trabajo a los Estados Unidos.

Otra incidencia de acabar con el tratado de libre comercio entre países norteamericanos es que dos principales rutas de comercio estadounidense se cerrarían. Ante una economía más cerrada la aplicación de un mayor gasto del gobierno aumentaría el número de participantes en la economía del país, pues existe menor tercerización que impide que menos capital salga del país. 

Lea También: La inminente caída de NAFTA beneficiaría a América Latina

A esta propiedad económica se le llama el multiplicador keynesiano y fue usada para revertir la crisis económica de 1933. Como un ejecutivo de la finca raíz y la construcción Donald Trump encontraría un incentivo especial al deteriorar las relaciones entre los Estados Unidos y México como excusa para avanzar su muro fronterizo, un proyecto de 12-14 billones de dólares que bajo el efecto del multiplicador keynesiano reduciría 44,24% de la brecha del ingreso familiar promedio entre los votantes demócratas y republicanos.

Acabar el NAFTA no tendría serias implicaciones en las relaciones bilaterales de Estados Unidos y Canadá. Si bien la entrada en vigencia de tarifas en el corto plazo podría disminuir el mercado mutuo de 1,8 billones de dólares diarios en productos y servicios, la aprobación del oleoducto de Keystone en marzo de 2017 supliría las pérdidas al canalizar 0,83 millones de barriles de crudo al día.

Si el verdadero objetivo de Donald Trump es mantenerse en el poder, entonces cumplir su palabra de campaña al eliminar NAFTA o reformarlo radicalmente podría incidir en sus probabilidades de conseguirlo. Cerrar a Estados Unidos para responder a la creciente indignación que causa la desigualdad rampante es al final una medida responsable para asegurar el orden y la libertan en el mundo.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…