Colombia: el cacao es la nueva coca

El país está transformando su economía

 

Read in English: Colombia: is cocoa is the new cocaine?

38,000 familias colombianas productoras de cacao se unieron bajo la marca María del Campo imitando el modelo de los caficultores que dio a la luz a la marca Juan Valdez. El proyecto de largo plazo tendrá su base de operaciones en Bogotá y anticipa un aumento del 5% en la producción anual de cacao en 2017 luego del récord de producción en 2016 que llegó a 56,785 toneladas.

Un aumento en los cultivos legales en Colombia implicarían que un mayor porcentaje del país mejoraría su orden público, acceso a servicios públicos y control de enfermedades. La iniciativa implica un gran potencial para los inversionistas, tal que los acuerdos hechos motivaron la restauración de 10,000 hectáreas de cultivo que estaba en desuso, 12.5% de la capacidad potencial de cultivos en el mediano plazo.

Con una inversión de $6 millones de dólares por parte del Ministerio de Agricultura de Colombia, se permitió que 110,000 nacionales colombianos mejoren sus condiciones de vida; las perspectivas son optimistas así se requieren mayores inversiones. El escenario de largo plazo para la producción de cacao en Colombia ronda la producción ideal de 380 toneladas al año, 633% más de lo producido en la actualidad.

El mercado del chocolate

Los grandes conglomerados del mercado de chocolate operan de forma similar a aquellos del petróleo. Los mayores productores del alimento en el mundo son Mondelez, Mars, Nestlé y The Hershey's Company. Juntas estas empresas producen 360,000 toneladas de chocolate por año. Sin embargo, el gran debate por parte de asociaciones protectoras de consumidores está en que la mayoría del chocolate vendido en el mundo es tan solo grasa vegetal.

Las ventas netas de las 10 empresas manufactureras de cacao más grandes del mundo ascienden a $83.5 mil millones de dólares. Dichos márgenes son obtenidos con el acuerdo de libre comercio para cacao y chocolate que estableció el precio de la tonelada en $1,750 dólares, incluyendo primas. Los cultivadores colombianos mantienen expectativas de un precio cercano a $3,000 dólares que hoy ronda los $2,000. Una amenaza para el largo plazo.

El sector de cultivadores colombianos enfocan sus esfuerzos en maximizar la producción de cada metro cuadrado de tierra, que es una solución válida tan sólo en el corto y mediano plazo. El largo plazo del mercado de chocolate debe considerar el resurgimiento de Costa de Marfil como el principal productor de cacao en el mundo; el apoyo del gobierno africano ha permitido mantener una producción 30 veces más grande que la colombiana.

Quizás el único mecanismo para la supervivencia en el largo plazo del mercado exportador de cacao en Colombia es la diferenciación efectiva. El entorno sudamericano de familias productivas podría impulsar sus ganancias a través de un enfoque en el cultivo premium, el cual paga entre $100-$300 dólares extra bajo las directrices del tratado de libre comercio de cacao y chocolate del que el país aún no hace parte.

En vista que el mercado de consumo de chocolate en el mundo aumenta a una tasa anual promedio de 4% y que el mercado de lujo se acelera a la misma tasa de acuerdo a Bain & Company, es racional pensar que Colombia podría capitalizar este aumento que, si bien es marginal, responde al tamaño del mercado colombiano y a su naturaleza.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…