Falcao García, la esperanza del fútbol colombiano

El máximo goleador en la historia de la Tricolor ha resurgido para volver a ilusionarse con disputar su primer mundial

Falcao García,

En 9 partidos ningún delantero colombiano había podido convertir la lucha las Eliminatorias sudamericanas en el camino seguro a Rusia 2018. Ante la ‘Canarinha’, cuando la Tricolor perdía 1-0 y ponía en riesgo su clasificación al mundial, Falcao apareció de cabeza y anotó el 1-1. Con un grito de desahogo, un país se unió para ovacionar a su ídolo, al ejemplo de perseverancia, de humildad, de valentía, el que de nuevo ilusiona a Colombia, y la deja a dos puntos de otra Copa mundo.

Pero, ¿cuál es la historia del máximo goleador de Colombia?

Desde que el 'Tigre' Radamel Falcao García era adolescente, entendió que su carrera en el fútbol sería más complicada de lo normal. La primera advertencia fue una fractura en su pierna, que posteriormente causó que se perdiera la convocatoria a la Selección Colombia Sub 17. Pero luego con el club River Plate de Argentina se recuperó, llegó a las selecciones juveniles colombianas, ganó el Sudamericano Sub 20 del 2005, y más tarde festejó su primer campeonato profesional con River, en el que demostró aptitudes goleadoras que lo catapultaron al fútbol europeo y a ser figura con el combinado cafetero de mayores.

Leer También: Goleadores latinos: de Europa a las eliminatorias sudamericanas

Para las Eliminatorias suramericanas rumbo a la Copa mundo de Brasil 2014, el Tigre llegó a la escuadra colombiana como figura del Porto. Por lo tanto, tenía la ilusión de aportar con sus goles para que la Tricolor regresara a una cita orbital tras 16 años de ausencia, y así fue. Falcao se convirtió en el máximo anotador de la selección dirigida por José Pékerman, y en el partido definitivo cuando su equipo caía 0-3 en casa, comandó la remontada, al marcar un doblete que significó un 3-3 histórico y la clasificación directa al mundial, que celebró con todo un país.

Sin embargo, a finales de enero de 2014 sufrió una rotura de ligamento cruzado en su rodilla izquierda cuando jugaba con AS Monaco y quedó descartado para jugar el evento más importante del fútbol. Después de la gran participación de Colombia en la Copa Mundo, el Tigre llegó a dos clubes históricos: el Manchester United y el Chelsea. Jugó un año en cada equipo, pero no encontró su mejor forma. La falta de continuidad y nuevas lesiones musculares no le permitieron recuperarse de la manera ideal.

Por otra parte, en el combinado nacional, el samario ya había vuelto a participar en partidos amistosos, pero en la Copa América 2015 no marcó. Luchó cada balón, pero no encontraba el gol, a tal punto de ser catalogado por un comentarista deportivo colombiano como un ‘exfutbolista’. Tras no ser llamado a la Copa Centenario, el Tigre decidió regresar a Mónaco para tener continuidad. En el segundo semestre de 2016, como un ave fénix, volvió a recobrar su poder goleador para exhibirlo no sólo en la liga de Francia, sino también en la Champions League. Su regreso a la escuadra colombiana se postergó por un fuerte golpe en la cabeza, pero el 10 de noviembre del 2016 volvió a su Selección para disputar la fecha 11 de las Eliminatorias ante Chile, y la afición lo ovacionó como nunca en Barranquilla.

En el 2017 Falcao se coronó con su equipo en la ‘Liga 1’ y después se convirtió en el máximo goleador en la historia de la Tricolor: al marcar en el juego amistoso frente a España sumó su tanto número 26. No había dudas de que el gran Tigre había regresado, sólo faltaba anotar de nuevo en la clasificatoria sudamericana, y el reto era el 5 de septiembre ante Brasil, una selección que tenía 2 goles en contra en los últimos 9 compromisos.En octubre, el juego ante Paraguay en Barranquilla será decisivo, y allí estará el Tigre, soñando, esperando que el fútbol le pague el mundial que le debe.

 

Latin American Post | Juan Carlos Rey

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…