Peru: Vaticano asume control de sociedad católica acusada de abusos sexuales

Los crímenes por parte de las autoridades católicas toman importancia en la agenda del Papa

Vatican, Pope Francis

Read in English: Vatican takes over religious institution involved in sexual scandals

El Vaticano asumió el control de un movimiento católico con sede en Perú- cuyo fundador, Luis Figari, es acusado de abuso sexual y psicológico- pocos días antes de que el Papa Francisco inicie un viaje a Chile y Perú donde se espera que se desarrolle el tema del abuso sexual.  

Una declaración del Vaticano afirmó que la congregación para órdenes religiosas había emitido un decreto nombrando un comisionado para hacerse cargo del Sodalitium Christianae Vitae (SCV), un movimiento conservador que tiene alrededor de 22,000 miembros y subdivisiones en América del Sur y Estados Unidos.

Esta decisión marcó la última -y más extrema- acción hasta la fecha por parte del Vaticano, ya que primero ordenó una investigación sobre la sociedad en 2015. Después de eso, el Vaticano nombró a un representante, el cardenal Joseph Tobin, para asistir a SCV mientras se reformaba y luego el Cardenal sancionó a Figari el año pasado y este fue enviado a Roma.

Figari, en una investigación independiente concluida por fiscales en Perú, fue declarado un narcisista paranoico obsesionado con el sexo y con observar a sus subordinados soportar el dolor y la humillación.

En Perú, comenzó el escándalo cuando un periodista y ex miembro de la sociedad comenzó a acusar públicamente a Figari de abuso en 2010. El caso fracasó en Lima y en el Vaticano durante años, hasta que se publicó un libro, en 2015, que detalla las formas pervertidas en que Figari humilló a los miembros del SCV. Aunque Figari nunca fue acusado por la justicia, muchas de las acusaciones contra él finalmente fueron confirmadas por una investigación del Vaticano. A Figari se le ordenó cortar el contacto con miembros de la sociedad el año pasado y, desde entonces, ha estado viviendo en Roma como parte de su castigo.

La sociedad dijo que se enteró de la toma del poder el miércoles, 10 de enero. En un comunicado, agradeció al Papa Francisco, se comprometió a cooperar plenamente con el nuevo comisionado y dijo que aceptaría cualquier cambio que se decida en un futuro. "Reafirmamos una vez más nuestra absoluta obediencia al Santo Padre y a la Santa Madre Iglesia", dice la declaración en el sitio web del grupo.

Figari fundó la sociedad en 1971 como una comunidad laica para reclutar "soldados de Dios". Fue una de las varias sociedades católicas nacidas como una reacción conservadora al movimiento de teología de la izquierda que se extendió a través de América Latina en la década de 1960. Figari vio esa liberación de la izquierda como el posible final de la iglesia en el continente, y el posible comienzo del apocalipsis por la negación de Dios.

 

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella 

Copy edited by Susana Cicchetto 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…