Bitcoin en peligro

Primer movimiento de su tipo, podría no ser el último

Bitcoin en peligro

El gobierno de la República Popular de China declaró el pasado lunes 4 de septiembre de 2017 la ilegalidad de las ICO’s o Initial Coin Offerings, las salidas al mercado general de nuevas criptomonedas. Con este choque a un mercado potencial de 1.379 billones de personas, el precio de una Bitcoin se desplomó 200 dólares, de 4584 USD a 4350 USD. Se teme que pueda caer a 4000 USD en las próximas horas.

Las autoridades del país asiático aseguraron que diversos nichos de su creciente economía están creando sus propias criptomonedas que son lanzadas, sin regulación, a cambio de dinero que sirve para financiar otras actividades económicas. En general, esta dinámica de mercado se ve con preocupación pues da incentivos a crear empresas sin verdadero fondo sostenible y podría crear pérdidas al público.

Las ventajas de las criptomonedas son sabidas, pues son mecanismos de transferencia económica que ocurre a la velocidad del internet y que no requiere de intermediarios financieros, eliminando costos de transacción. Sin embargo, lo que hace fuerte a las criptomonedas es esencialmente su mayor problema: nadie le responde a usted por ellas si pierde dinero o le roban.

En un esfuerzo por acoplar el sistema bancario tradicional y las nuevas tendencias económicas, 6 de los grandes bancos del mundo, Barclays, Credit Suisse, Canadian Imperial Bank of Commerce, HSBC, MUFG y State Street, anunciaron el 30 de agosto su criptomoneda “Utility settlement coin”. Sin embargo, la noticia no afectó a la cotización de la Bitcoin.

La premisa de los grandes bancos es generar un sistema de seguridad innovador que le dé seguridad a los usuarios de las criptomonedas en caso de un evento desafortunado a través de direccionar los valores a la banca central. Es claro que ninguna economía desarrollada está contenta con las Bitcoins y que se están tomando medidas correspondientes a la naturaleza política de cada país para detenerlas

Bitcoins son un mecanismo de cambio que se está tomando al mundo. Sin embargo, es evidente que no todas las personas que abren posiciones de Bitcoin son conscientes de su funcionamiento a través de Blockchain, del constante riesgo que se corre por parte de hackers que pueden tomar códigos y desocupar cuentas o, sencillamente, del gran espacio computacional que se requiere para hacer una transferencia.

En el caso del mercado de las criptomonedas, no hay buenos ni malos, al final todas las partes interesadas buscan satisfacer la demanda y encontrar la forma más segura de hacer transacciones en el siglo XXI.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto 

 

 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…