Playboy: ¿desaparecerá por la muerte de Hefner?

La icónica Casa de las Conejitas está en riesgo de ser destruida por el nuevo dueño de la propiedad

Playboy: ¿desaparecerá por la muerte de Hefner? 

El pasado 27 de septiembre del año en curso lo que muchos llamarían como controversial, perverso u hombre sin escrúpulos, Hugh Hefner, dueño y creador de las aclamadas conejitas de Playboy y de todo lo que hoy se conoce con ese nombre, pasó a mejor vida debido a causas naturales. Con 91 años de edad falleció en su mansión conocida como La Mansión Playboy o coloquialmente La Casa de las Conejitas.

Ante esta situación y con la nostalgia de sus seguidores, amigos y fieles compañeros de vida, se dio a conocer una nueva noticia: la mansión al igual que él desaparecería. Según datos de La Nación, El Universal y otros medios el motivo por el cual la mansión dejaría de ser por lo que se conocía es un millonario conocido como Daren Metropoulos, dueño de la propiedad contigua a la mansión. Metropoulos la adquirió el año pasado con 100 millones de dólares y dejó residir ahí a Hefner hasta el día de su muerte.

Después del deceso de Hefner, Motropoulos tendría uso completo de los terrenos y con esto podría hacer de ellos lo que el prefiera. En sus planes no está el seguir con los eventos que Hugh hacía, con grandes celebridades y todo tipo de personas y por supuesto tampoco se hará llamarse Mansión Playboy nunca más.

Dicha mansión fue construida en la década de 1920. Ahí Hefner hacía todo tipo de eventos pues contaba con una infraestructura muy lujosa y bien pensada para que la diversión jamás se extinguiera; contaba con sus oficinas, su enorme habitación, una sala de cine, una biblioteca más que vasta, en la parte trasera se podían observar especies de animales exóticos dignos de un zoológico como flamencos, pavos reales, monos. También estaba El Grotto, una piscina con aspecto de cueva que fue espacio para muchas aventuras además de las que ocurrían dentro de la mansión.

También existía un apartado denominado Game House que era la sala con una mesa de billar, algunos otros juegos, una televisión enorme, una nevera en la cual nunca hacían falta bebidas refrescantes como cerveza entre otros licores y un enorme sillón. Para imaginarla aún más interesante, en el pasillo del segundo nivel de la residencia principal tenía fotos con las principales personalidades del mundo del espectáculo y la política. Hefner aparecía junto a Hillary Clinton, Jimmy Stewart, Johnny Carson y Leonardo Di Caprio entre muchos otros más. Su ex esposa Kimberly Conrad vivía en la siguiente casa en la cual crió a sus 2 hijos Marston y Cooper y ella ahora es ejecutiva de la marca Playboy.

Ante la muerte de Hefner, personalidades como Pamela Anderson, Kim Kardashian, entre otras, publicaron en sus redes sociales lo que para ellas significó su partida, principalmente que fue un radical hombre que formó una tendencia que a la fecha perdura desde su creación en los años 50, luchó por los derechos civiles y formó parte de una generación que abrió paso hacia la libertad sexual.

 

Latin American Post | Cristina Torres

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…