Trump busca incluir a Centroamérica

Estados Unidos busca involucrar más a México en su plan de reformar a Centroamérica con el fin de reducir el número de migrantes ilegales   

Trump y centro america

Read in English: Trump strongly embraces Central America

El Plan Alianza para la Prosperidad en Centroamérica, apoyado por EE. UU, surgió con objetivo de desalentar la migración a través del blindaje de las fronteras y combatir el narcotráfico y la trata de personas. Si bien es un programa surgido desde la administración de Barack Obama, la administración Trump quiere reformarlo incluyendo a México para asegurar mejores resultados. La inversión que pretende el actual mandatario asciende a los 725 millones de dólares. El plan está diseñado para el Triángulo del Norte Centroamericano, que es el centro de la migración y de la violencia en la región.

La cabeza estadounidense detrás de la reforma es el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), John Kelly, quien conoce bien Honduras, Guatemala y El Salvador desde su época como jefe del Comando Sur de Estados Unidos que tenía como objetivo la seguridad de esa parte del hemisferio. Kelly apunta a restructurar la alianza sin hacer un gran aumento en el financiamiento, presionando a México para que asuma más responsabilidades de gobernabilidad y seguridad en Centroamérica convirtiéndose en líder de la misma; además, se buscan nuevas inversiones privadas para la región que contribuyan a su desarrollo y al mejoramiento de la calidad de vida.

Aunque para los países centroamericanos la presencia de un ex comandante como diseñador del plan supone una militarización de la región, Estados Unidos han sido enfáticos en decir que esa labor no sucederá, sino que por el contrario la idea es abrir más a los países entre sí para que mejoren los intercambios entre sí. Para el canciller salvadoreño Hugo Martínez, la administración Trump se ha centrado solamente en el ámbito económico de Centroamérica, lo cual es beneficiosos, pero ha olvidado que los migrantes parten de esta zona del continente hacia EE. UU por razones de violencia, “el centroamericano que se va a Estados Unidos huye por su seguridad y la de las familias, si fuera por dinero ya se habría ido un número mayor y estaría buscando radicarse en el país norteño”.

Por su parte, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, asegura que la militarización estadounidense en Centroamérica no será el caso en el nuevo plan, pues los fondos se han destinado para labores sociales y empresariales. La ayuda que se ha destinado a lo militar sigue siendo la misma, “las bases militares que ya están en territorio centroamericano fueron puestas por administraciones anteriores, con Barack Obama, se instalaron dos nuevas bases, que además están diseñadas para apoyar e instruir la policía en casos de narcotráfico”, enfatizó el presidente en entrevista durante la Asamblea de naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos.

Para la administración guatemalteca en cabeza del presidente Jimmy Morales, la ayuda estadounidense es la oportunidad para iniciar un nuevo proceso de integración centroamericana que produzca resultados y genere la cooperación mutua.

El Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador) es una de las zonas más violentas con un fuerte flujo migratorio hacia Estados Unidos, razón por la cual se puso en marcha este plan desde el año 2014 por el expresidente Barack Obama.

 

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…