Estados Unidos y China: ¿en qué consiste la crisis de deuda?

Entienda cómo y por qué ocurre este fenómeno

Estados Unidos y China, deuda

Estados Unidos y China enfrentan una crisis de deuda. Dichas crisis ocurren cuando una persona, negocio o país debe más dinero del que es capaz de pagar. Imagínese una economía con tres agentes: un banco que imprime dinero, un individuo A que posee tierra y un individuo B que tiene tecnología. Los agentes A y B conversan y concluyen que juntos podrían aumentar la productividad de la tierra de A con la maquinaria de B. Sin embargo, se requiere de mano de obra y gasolina para las máquinas que no existe en la economía local. Para llevar la idea a la acción se requieren recursos que actualmente no existen.

Para cumplir sus objetivos, A y B trabajan juntos y crean un plan detallado que explica cómo la alianza generaría valor. Luego, el plan es llevado al banco. El banco controla la oferta de dinero en la economía, y si cree que el proyecto de A y B es suficientemente bueno, imprimirá dinero tal que A y B puedan costear sus operaciones. Al crear dinero de la confianza, el banco redujo a sabiendas el valor de cada unidad de dinero en la economía con la expectativa que A y B trabajarán objetivamente en la consecución de su plan. Luego, el banco se haría de su dinero con intereses, lo que apreciaría el valor de la moneda local respecto a otras pues la respalda una industria boyante.

En un buen escenario, A y B crean la Corporación AB y toman el crédito del banco, el plan se cumple y la producción aumenta. Así, A, B y el banco se ven beneficiados. Un caso indeseable sería que la Corporación AB toma el crédito y al iniciar operaciones una plaga arrase con los cultivos. En este escenario A, B y el banco tendrían pérdidas que podrían afectar la estabilidad de la economía como un todo.

En paralelo a la Corporación AB, China se encuentra en un proceso de crecimiento continuo, donde el estado creó incentivos a que empresas privadas tomen créditos. La deuda privada en China asciende a 18 trillones de dólares, el 170% de su economía. La relación de deuda contra PIB en china es de 3:1. Antes de analizar las implicaciones de la deuda china hay que detenerse en el banco del mundo, la Reserva Federal. En relación al ejemplo, Estados Unidos es el banco de la economía mundial, que sirve no solo a la Corporación AB sino a casi todos los países del mundo.

Como Estados Unidos constantemente imprime dinero para favorecer al desarrollo de países en vía de desarrollo principalmente, el país siempre va a imprimir dinero, lo que es leído como generar deuda. Este es el argumento que hace irrelevante la discusión sobre los “techos de deuda” en el país, un concepto que es considerado obsoleto dada su irrelevancia. En general, la salud de la economía mundial no depende de qué tanta confianza los bancos depositen en los empresarios, sino en qué medida los empresarios viven a sus expectativas y son capaces de crear valor sobre la deuda.

Si llamamos a la Corporación AB China, y al banco Estados Unidos, nos enfrentaremos a una dinámica donde si el país asiático deja de producir, la economía mundial se afectaría gravemente. Sin embargo, esta situación es debatible. Actualmente vivimos las últimas etapas del plan de recuperación económica tras la crisis de 2008, donde las potencias mundiales han invertido agresivamente en infraestructura, desarrollo y tecnología. En el ciclo de crecimiento de cualquier iniciativa capitalista se presume que hay una temporada inicial donde el costo de producir una unidad de producto es mayor al costo de su venta, lo cual genera pérdidas iniciales. Sin embargo, la tendencia se revierte en un punto y desde allí habrá una ganancia sobre el precio de venta de cualquier activo, pues su costo de producción es menor al costo de venta.

A pesar de que en el equilibrio el precio sea igual al costo de producir una unidad adicional, la solución contempla los pagos de salarios y producción necesarios para tener trabajadores saludables. Bajo este esquema podríamos esperar un aumento en la fuerza laboral efectiva del mundo que respalde al menos las cuotas de la deuda que permitió su acceso al sistema mundial con creces. Así, sabemos que la deuda siempre va a existir, pues representa la fe de los mercados en las personas. Más deuda no es algo necesariamente malo, la amenaza es si el dinero que se imprime en los bancos centrales no se usa para agregar valor, caso en el cual la economía mundial sería una burbuja que podría explotar en cualquier momento.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Laura Rocha Rueda

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…