Pesos pesados en el Mundo Árabe

Qatar no está solo pero tampoco goza de un respaldo irrestricto

Qatar- Saudi Conflict

Qatar ha mantenido su postura frente a la coalición árabe formada en su contra como retaliación a su actuar en el Sistema Internacional. Esto tiene una única explicación fundamentada en antecedentes históricos. Actualmente, el mundo se encuentra en una disputa entre pesos pesados.

Para comprender esta lucha, se debe diferenciar a los actores más influyentes. En primer lugar, Estados Unidos cuenta con un protagonismo evidente; su mayor socio comercial y militar en la región es Arabia Saudita. Sin embargo, su mayor asentamiento para preparar ataques aéreos en la península se encuentra en Qatar con capacidad para albergar a más de diez mil hombres. Por lo cual, US asume una postura de rechazo indirecto a la nación del Medio Oriente al solicitar el aislamiento de Irán, una estrategia indirecta que busca mantener su posición en el territorio.

La disputa de pesos pesados es evidente cuando se ponen todas las cartas sobre la mesa. Por un lado, Qatar cuenta con un nivel superlativo de PIB per cápita que lo ubica en el primer lugar mundial, amplias reservas de petróleo, dominio conjunto con Irán sobre la máxima reserva de gas del mundo, el South Pars-North Dome y el medio de comunicación más ampliamente difundido en el mundo árabe, Al Jazeera. Además, contribuye a la lucha interna en Yemen, aunque se le atribuye apoyar a los rebeldes en aquel país de forma clandestina.

Por su parte, Arabia Saudita y sus aliados, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Yemen, también cuentan con armas para contrarrestar a Qatar. Por un lado, la situación ubica a Estados Unidos como un aliado parcial ante dicha situación. Por otro lado, más allá del poderío económico unido de estos países (relacionado con los hidrocarburos), este bloque cuenta actualmente con la ventaja geopolítica. Ha obligado a los grandes conglomerados de la nación del Medio Oriente a reformular sus rutas de aéreas, distribuir sus rutas en otras empresas específicamente hacia África y cerrar las estaciones locales de Al Jazeera en algunos de los países del bloque.

Ante esta realidad, la disputa se centra en el desabastecimiento de insumos básicos mediante un “embargo” que el bloque árabe plantea como medida de aseguramiento sobre Qatar. No obstante, el hecho de que se acuse a este país de colaborar con el terrorismo solo es el detonante de un conflicto que tiene antecedentes mucho más antiguos.

Conflictos entre chiitas y sunitas determinan las alianzas entre naciones; la influencia de Qatar en el golpe de estado de 2011 en Egipto al apoyar a los Hermanos Musulmanes es uno de los motivos de la configuración actual y los nexos entre dicha nación y el grupo considerado terrorista Hamas (para la Unión Europea y Estados Unidos) al tener como residente a Khaled Mashal, ex líder de la organización. Estos son los escenarios que deben considerarse para entender el conflicto actual.

LatinAmerican Post | Diego Prado Gómez
Copy edited by Susana Cicchetto

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…