¿Se está armando la oposición venezolana?

La semana pasada, un grupo de militares rebeldes tomó una base de blindaje del ejército por unas horas y aseguran haber robado 100 armas

¿Se está armando la oposición venezolana?

Una veintena de hombres ingresó en la madrugada del 6 de agosto a la Base Militar de Valencia (norte) y tomó el control del lugar por unas horas. El grupo dirigido por el excapitán Juan Carlos Caguaripano publicó un video en redes sociales en donde le exigen al presidente venezolano, Nicolás Maduro, que renuncie de su cargo y piden detener los asesinatos de los jóvenes opositores en las marchas (cerca de 130 desde el inicio de las manifestaciones en abril).

Posteriormente, Diosdado Cabello, integrante de la Asamblea Nacional Constitucional de conformación chavista, confirmó que miembros leales a Maduro retomaron el control de la Base Militar e informaron la muerte de 2 rebeldes, la detención de 8 más y 1 resultó herido. Sin embargo, Caguaripano y el resto del grupo logró huir antes de la retoma.

En un comunicado de las Fuerzas Armadas Bolivarianas confirmaron que, de la base militar, los rebeldes robaron "algunas armas" que, según medios de comunicación, son cerca de 100 fusiles calibre 156 y AK-47.

Esta no es la primera vez en que un miembro de la Fuerza Armada se alza en contra de Maduro. A mitad de año, un helicóptero de la policía científica venezolana sobrevoló la sede del Tribunal Supremo de Justicia (que está bajo el poder del chavismo), lanzó 4 granadas de fragmentación y disparó 15 veces contra el edificio sin dejar ningún herido.

Ahora surge la duda de si estos hechos son la antesala a golpe de Estado en contra del presidente Nicolás Maduro.

100 armas robadas de la base militar no serán suficientes para derrotar el ejército venezolano que aún se mantiene fiel al presidente. Por lo que se ve lejana la posibilidad de golpe de Estado. Sin embargo, preocupa que en el país vecino se esté desarrollando un proceso de paz, entre el Gobierno colombiano y las FARC, en donde se están entregando armas, pero en el que no se tiene certeza de la cantidad del armamento que llegó a tener el grupo antes de desmovilizarse.

Desde principios de 2017, la guerrilla de las FARC (de tendencia comunista) inició la entrega de armas a la ONU como parte del proceso de paz que se lleva a cabo con el Gobierno. Cerca de 7000 guerrilleros han entregado 7132 armas al organismo internacional, además de 304 caletas de 779 registradas por el grupo armado.

 

Sin embargo, varios opositores al proceso de paz en Colombia temen que las FARC tenga más armas en su poder y que no hayan querido registrarlas (antes del proceso no existía un número oficial del armamento de la guerrilla). Es poco probable que la guerrilla de tintes comunistas brinde armas a la oposición venezolana de tendencia de derecha, pero es posible que las disidencias de la guerrilla (que continúan operando en departamentos del este de Colombia) tenga intenciones de aliarse o conseguir dinero.

El problema no es solo las FARC. En Colombia continúan operando la guerrilla del ELN (en diálogos con el Gobierno), la guerrilla del EPL, grupos neo paramilitares (de tendencia anticomunista) y organizaciones narcotraficantes. Todas estas con armamento considerable. Si a esto se le suma que la frontera entre Colombia y Venezuela ha sido facilitadora de cualquier tipo de contrabando, la preocupación existe.

La oposición política ha reiterado su rechazo a las acciones violentas en contra del Gobierno de Maduro y buscan una salida pacífica del régimen. No obstante, los 2 alzamientos armados de grupos cercanos a la Fuerza Militar de Venezuela indica que hay un sector alejado de la opositora Mesa de Unidad Democrática y que no está dispuesta a negociar con un Gobierno que no ha brindado garantías.

 

Latin American Post | Santiago Gómez Hernández 

Copy edited by Susana Cicchetto

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…