Chile: el Papa no debe opinar sobre el conflicto con Bolivia

El gesto fue sorpresivo y poco diplomático y sonó más a una amenaza que a una petición

Chile: el Papa no debe opinar sobre el conflicto con Bolivia

El gobierno de Chile arremetió sin avisar con una conferencia de prensa en el Vaticano, en el que el embajador de ese país, Mariano Fernández, pidió que se abstenga de opinar sobre el conflicto limítrofe con Bolivia durante la visita que Francisco hará al territorio chileno en enero y en la que se espera la presencia de más de un millón de argentinos, pero no fue un amable pedido al Papa. “El Pontífice y cualquier persona deberían abstenerse de opinar hasta que se pronuncie el tribunal internacional de La Haya”, señaló el embajador.

Para muchos, el pedido sonó como una franca advertencia a Jorge Bergoglio y como un bombazo en el teatro por lo imprevisto de las declaraciones. Chile y la Santa Sede tienen relaciones diplomáticas y el Papa es el jefe de un estado extranjero amigo, además del líder de 1.300 millones de católicos, de acuerdo a la dualidad que ejercita la Iglesia como religión y como Estado.

Por otra parte, es la primera vez en los tiempos modernos del Vaticano que un país con buenas relaciones con la Santa Sede elige un camino absolutamente imprevisto y lleno de tensión. En términos diplomáticos lo normal es que un tema tan delicado se trate reservadamente de Estado a Estado y no con una abierta conferencia de prensa como lo hizo el representante del Gobierno chileno.

Asimismo, los chilenos desconfían del Sumo Pontífice, al menos en este tema del conflicto con Bolivia, un asunto candente en el continente. En 2015, cuando el Papa argentino visitó Bolivia, al regreso a Roma en el avión consideró “justo” el anhelo de Bolivia de tener una salida al mar. Cabe resaltar que Bolivia perdió su salida al océano Pacífico en una guerra con Chile, que comenzó en 1873, y que le costó una parte de su territorio. También Perú luchó contra los chilenos y perdió territorios bajo su soberanía.

Igualmente, Chile no quiere saber nada de que se reabra la cuestión con Bolivia. La Paz ha reclamado ante el tribunal de La Haya que la máxima instancia jurídica internacional obligue a Santiago a un diálogo sobre la salida al mar para el país del altiplano, por el momento es un tema bastante complicado y con pocas posibilidades de que se fallé a favor boliviano.

En su visita de 2015 Francisco encendió el rencor de los chilenos al hablar de diálogo entre los dos países para llegar a una solución. Chile recordó que a comienzos del siglo XX se firmó un tratado entre ambos países que impuso el status quo en la cuestión fronteriza y sobre todo en la salida al mar.

 

Latin American Post | César Augusto González

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…