Odebrecht: El ápice de la corrupción latinoamericana

El caso de corrupción involucra a gobiernos de México, Chile, Colombia, EE.UU., Brasil, Argentina, Venezuela, Perú, entre otros.

 Odebrecht

La marca Odebrecht se ha caracterizado por ser una empresa líder en Latinoamérica dentro del sector de la infraestructura, así como en la manufactura de productos químicos y petroquímicos. Esta que construyó su imperio a base de tabiques hechos de dinero que repartía desde el Poder Ejecutivo hasta el Poder Municipal.

El caso de la corrupción trasnacional de Odebrecht que involucra a países como México, Chile, Colombia, EE.UU., Brasil, Argentina, Venezuela, Perú, etc., tiene sus raíces en el poblado de Curitiba, Parana, en Brasil, con menos de dos millones de habitante. Allí, dos nombres se posicionaron como los principales agentes de lucha contra la corrupción: Sergio Moro, Juez de primera instancia, y Deltan Dallagnol, coordinador del equipo de fiscales.

“Operación Lava Jato” (Operación Autolavado) es como se conoce a la investigación internacional debido a que Moro investigó el mercado paralelo de cambio en las gasolineras y autolavados en donde encontró una compleja red de corrupción entre políticos y la paraestatal Petrobras.

En un principio, la investigación de Moro produjo 120 condenas; sin embargo, después de que se diera cuenta de la magnitud del entramado de corrupción la investigación creció. Así, el mismo Marcelo Odebrecht, quien se creía intocable en Brasil, fue declarado culpable con una pena de 19 años. Sin embargo, signó un convenio de colaboración con la policía, a lo que medios cariocas calificaron esto como “la confesión del fin del mundo”.

Debido al convenio y su cooperación con la policía, este podrá quedar libre este año debido a que se le redujo a 10 años su pena; sólo dos años y medio permanecerá en régimen cerrado, como menciona la agencia Xinhua.

La investigación Lava Jato encontró el modus operandi de Odebrecht: A través de operadores financieros en cada país, por medio de empresas fantasmas, entregaban sobornos a políticos para utilizarlos en sus campañas políticas o enriquecerse ilícitamente con el fin de que Odechrecht obtuviera contratos sumamente costos para el erario y benéficos para ellos.

Poco a poco, los nombres de expresidentes comenzaron a salir.  Por mencionar sólo el caso de uno de ellos y quien, actualmente, está bajo la lupa internacional es Lula Da Silva, personaje emblemático de la izquierda latinoamericana, quien ha sido acusado de beneficiar a Odebrecht en América Latina y, actualmente, condenado 9 años y medio a prisión.

Sin duda, Lava Jato es el caso que desenmascara prácticas ilegales en todo el continente, como menciona Dallagnol en un tweet: “Ataques contra #LavaJato aumentaran. El futuro de la operación depende del apoyo de la población al combate contra la corrupción”.

 

Latin American Post | Leo Huitrón 

Copy edited by Susana Cicchetto

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…