"Green Card": Personas que hablen inglés tendrán prioridad

La Casa Blanca plantea apoyar una reforma a la política de migración que reduciría a la mitad la llegada de extranjeros

Tal parece que el lema en bronce que reposa en el pedestal de la Estatua de la Libertad: "Dame tus cansados, tus pobres, tus masas amontonadas gimiendo por respirar libremente. Los depreciados de tus congestionadas playas. Envíame a esos, los que no tienen hogar, los sacudidos por la tempestad. Yo levanto mi lámpara al lado de la puerta dorada" queda cada vez más como un anacronismo de tiempos en los que Estados Unidos se hizo grande con la llegada de los inmigrantes.

La administración de Donald Trump hizo público su apoyo al proyecto de ley de los senadores republicanos David Perdue y Tom Cotton que plantea modificar la ley de migración vigente. El proyecto de ley presentado por los republicanos busca que durante el primer año en que se apruebe, se reduzca los migrantes legales en un 40% y llegar hasta el 50% en la primera década.

Según el Instituto de Políticas Migratorias, actualmente el número de inmigrantes con Green Card es de 40 millones de personas  (15% de la población).

El miércoles 2 de agosto, el presidente norteamericano aseguró, acompañado de Perdue y Cotton, que con esta ley "se dará prioridad a los solicitantes que hablen inglés, que puedan mantenerse financieramente a ellos y a sus familias y que contribuyan a la economía estadounidense".  También entrará en consideración su nivel escolar (debe haber culminado estudios secundarios o su equivalente). Por otra parte, los residentes solo podrán pedir la residencia de su cónyuge y sus hijos menores de edad que no estén casados.

Trump también dijo que esta medida beneficiará a los trabajadores norteamericanos, ya que también reduciría la inmigración de personas para trabajos de baja calificación.

Por ahora, Trump necesita que la ley sea aprobada en el Congreso, en donde no ha tenido buenas relaciones en los últimos días. La bancada demócrata y 2 republicanos rebeldes bloquearon la propuesta del presidente de eliminar Obamacare (otra promesa de campaña), lo que significó el golpe más duro que ha recibido el mandatario en cuanto a temas de política interna.

La reducción de la migración legal e ilegal fue una de las bases de la campaña presidencial del magnate republicano y es en donde ha conseguido el apoyo del Estados Unidos profundo, el de las pequeñas ciudades.

 

Latin American Post | Santiago Gómez Hernández 

Copy edited by Susana Cicchetto

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…