No sea un esclavo de su tarjeta de crédito

Manejar efectivamente sus finanzas es un seguro para el futuro

No sea un esclavo de su tarjeta de crédito

El mercado de las tarjetas de crédito, a nivel internacional, es dominado por Visa, MasterCard y American Express de acuerdo al informe general del mercado de la Reserva Federal norteamericana. Solo en Estados Unidos, el mercado de crédito plástico supera 1 trillón de dólares. En Colombia, al menos 15 millones de personas tienen una tarjeta de crédito; el 75% de las personas que cuentan con una cuenta bancaria y existen alrededor de 400 mil millones de pesos en deudas.

La falta de conocimiento sobre las tarjetas de crédito causa que estas se usen de forma irresponsable, ocasionando percances a quien usó deficientemente el plástico y para la economía, como tal.

Latin American Post le explica brevemente en qué consiste una tarjeta de crédito y como cuidar sus fondos:

Una tarjeta de crédito es un préstamo que su banco le hace a usted, cuando usted desee. Cada individuo tiene un cupo en su tarjeta; esta es la cantidad máxima que el banco le puede prestar de acuerdo a su perfil, generalmente, reflejado en su historia crediticia –la información sobre si usted paga oportunamente o no-.

Adicionalmente, los bancos le dicen en qué fecha debe pagar su tarjeta. Si usted compra un ítem con tarjeta de crédito y paga la suma antes de su “fecha de corte”, no va a pagar intereses; después de ese plazo las tasas de interés se fijan su tasa mensual y anual.

Supongamos que un cliente pide a su banco $100 con una tasa de 2.5%, si paga dentro del primer mes, tendrá que pagar solo los 100 que pidió prestado. Si al final del mes paga lo que el banco establece como “pago mínimo” pagará solo los $2.5 que el banco le cobró de intereses y al siguiente mes tendrá que pagarlos nuevamente, hasta que pague más de lo indicado y empiece a reducir su deuda.

Si un cliente no paga sus deudas, estas se empezarán a acumular. Siguiendo el ejemplo anterior, podemos considerar el caso donde el cliente no paga al banco. Si alguien pide $100 prestados al banco y no paga en el primer mes, su deuda ahora será de $100 más $2.5 que se comprometió a pagar, siendo la nueva deuda de $102.5.

Las tasas de interés se calculan con un método llamado “tasa de interés compuesta” donde, cada mes, el interés se calcula sobre el total de la deuda; este mecanismo castiga a quienes nos pagan sus deudas. Analizamos el caso de alguien que no paga su deuda en un plazo extendido:

Si el cliente no paga al primer mes, va a deber un total de $102,5 al banco y si al siguiente mes tampoco paga, deberá ahora $105,063. Si al siguiente mes no paga, deberá $107,063. De esta manera, vemos que la deuda aumenta cada mes, pues el interés se calcula sobre una base más grande. Si este cliente no paga al doceavo mes, su tasa de interés mensual sobre la deuda de $100 será de $3,20 cuando inicialmente fue $2,5. Aumentándose en un 130%.

Los créditos tienen una tasa anual que aplica cuando usted decide pagar su deuda en un año y es igual a la deuda mensual a lo largo de doce meses. Nuestro consejo es: sea consciente de la acumulación de sus deudas y no incurra en gastos de tarjeta de crédito que no puede pagar.

 

Latin American Post / David Eduardo Rodríguez

Copy edited by Susana Cicchetto

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…