Escándalo en el Vaticano: ¿Quién es Theodore McCarrick?

Tras la renuncia del ex arzobispo de Washington ante El Vaticano por presunto abuso sexual, LatinAmerican Post le explica quién es esta figura eclesiástica

En un comunicado emitido por el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, el pasado viernes 20 de julio, se explica que la diócesis recibió denuncias de presuntos abusos sexuales por parte del Cardenal Theodore McCarrick a un adolescente. Los hechos habrían ocurrido en 1973, hace 45 años.

Read in english: Scandal in the Vatican: Who is Theodore McCarrick?

De acuerdo con El Comercio de Perú, "una agencia independiente" realizó una investigación a McCarrick que produjo resultados devastadores y que fueron transmitidos a un comité que consideró "creíbles y respaldadas" las acusaciones. En el año 2002, un escándalo de proporciones mayúsculas con un caso de pederastia en la diócesis de Boston, originó la Carta de Protección de los Niños, la cual es hoy adoptada por todos los sacerdotes en Estados Unidos. 

Luego de una semana, el Papa Francisco aceptó la renuncia del prominente cardenal, quien aseguró no tener recuerdo vigente de aquel incidente informó El Comercio. Pero, ¿quién es Theodore McCarrick y cómo llegó a ser cardenal de Estados Unidos? En LatinAmerican Post le contamos.

Una historia llena de logros

McCarrick cumplió 88 años el pasado 7 de julio. Hijo del capitán de navío Theodore Egan McCarrick y de Margareth McLaughlin, McCarrick nació en Nueva York y allí dio sus primeros pasos en el Seminario de Saint Joseph, para luego fortalecer su camino universitario con una maestría en historia y un doctorado en sociología en la Universidad Católica de América en Washington, según informe de Aciprensa.

El 31 de mayo de 1958, McCarrick se ordenó como sacerdote y posteriormente dirigió por breve tiempo el Instituto para Estudios de Español de la Universidad Católica de Puerto Rico. La misma publicación de Aciprensa indica que entre 1961 y 1963, fue decano de los estudiantes de la Universidad Católica de América y miembro facultativo de la Escuela de Egresados y de la Universidad de Artes y Ciencias. Luego, McCarrick fue elegido Obispo Titular de Rusubisir, y, además, fue designado como Auxiliar de Nueva York el 24 de mayo de 1977, años en los que se presume ya cometía su delito.

Lea también: Papa Francisco pide perdón por los abusos cometidos por sacerdotes

El 21 de febrero de 2001 fue ordenado Cardenal presbítero el 21 de febrero del 2001; acreditándose el título de los Santos Nereo y Achilleo. Participó en el cónclave del 18 y 19 de abril de 2005.

Una vez cumplidos los 75 años de edad, McCarrick presentó su renuncia como cardenal el 7 de julio de 2005, de acuerdo con lo que establece la legislación canónica. El 16 de mayo de 2006, fue aceptada su renuncia al gobierno de la arquidiócesis. Su sucesor fue el Arzobispo Donald William Wuerl.

McCarrick habla cinco idiomas y entiende otros dos. En este orden, inglés, francés, alemán, italiano y español. Luego portugués y polaco. El Cardenal se destacaba por su labor en materia de derechos humanos a nivel internacional, así como en asuntos de justicia y paz.

En medio de este nuevo escándalo, McCarrick también lideró un hecho sin precedentes con su renuncia. Como lo dijo El Comercio y según los vaticanistas, “el único caso en que un cardenal renunció a su rango vitalicio se remonta a 1927 durante el papado de Pío XI, que aceptó la renuncia del cardenal francés Lois Billot”.

Una ‘mancha’ imborrable

Los logros de McCarrick quedaron manchados tras la acusación de abuso sexual que reportó el New York Times. Según las declaraciones del hombre agredido, quien se identificó como James, el arzobispo emérito de Washington había abusado de él durante veinte años y desde que era menor de edad.

James agregó que el abuso inició cuanto tenía 11 años, y que no denunció por miedo a las reacciones de su familia, ante un personaje tan respetado y querido, a quien sus hermanos llamaban “Tío Teddy”.

La Vanguardia dio a conocer que la presunta víctima señaló, tras la destitución del cardenal lo siguiente: "Me puse de rodillas y di gracias a Dios porque no estaba solo y todo iba a estar bien".

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano
Copy edited by Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…