fbpx

Nicaragua: La comunidad internacional se manifiesta mientras la crisis avanza

Algunos países y organizaciones internacionales han mostrado su preocupación por la actual situación política, social y económica que está viviendo Nicaragua

Nicaragua: La comunidad internacional se manifiesta mientras la crisis avanza

El 10 de septiembre, Daniel Ortega decidió no continuar con el diálogo nacional, ya que "el mandatario nicaragüense concluyó que dichos procesos no funcionaron y que por lo tanto no vale la pena seguirlo intentando", informó EFE. Según la misma agencia, el líder del Ejecutivo aclaró en entrevista con Deutsche Welle que aunque las negociaciones no se retomarán desde una mesa nacional, sí se está haciendo desde lo local, es decir, "desde la base".

Read in english: This is how the international community has reacted to Nicaragua's situation

Presión internacional

Las decisiones de Ortega no han sido bien vistas entre la comunidad internacional, en especial por organizaciones como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) o la Organización de los Estados Americanos (OEA). De acuerdo con El Nuevo Diario de Nicaragua, la OEA convocó a una reunión extraordinaria con el fin de establecer las medidas a tomar frente al caso de Nicaragua y así generar presión al Gobierno de Daniel Ortega.

Cabe recordar que la sesión fue organizada por la representación canadiense en la OEA, la misma encargada del Grupo de Trabajo para Nicaragua, el mismo al que el primer mandatario nicaragüense no ha permitido el ingreso a su país, explicó el diario La Prensa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de La Prensa Nicaragua (@laprensani) el

Le puede interesar: Latinoamérica: una región letal para los defensores de Derechos Humanos 

El mismo medio nicaragüense recogió las declaraciones del director para América Latina de la organización Freedom House, Carlos Ponce, quien aseguró que Estados Unidos también está recolectando ciertos mecanismos legales para contrarrestar el régimen de Ortega en Nicaragua, por medio de la "Ley 2018 para los derechos humanos y la lucha contra la corrupción en Nicaragua".

La respuesta de Ortega

Parece que la presión del país norteamericano ha tenido frutos, tal y como lo demostró Ortega en una entrevista con France 24. "Yo he dicho que estoy dispuesto a conversar con él", dijo Ortega en relación con una posible reunión entre él y su homónimo estadounidense, Donald Trump. 

Además, aseguró que "el diálogo con una potencia como Estados Unidos (...) es algo necesario e imprescindible", pero no dudó en culpar también a EE. UU. por el desorden político presente hoy en su país. Incluso aseveró que "de Estados Unidos no se puede descartar nada, incluso una intervención de tipo militar".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de #Super7FM (@super7fm) el

Otras reacciones

El papa Francisco fue otra de las grandes figuras internacionales que se ha manifestado sobre la dura situación que vive Nicaragua, por medio de un mensaje de aliento y solidaridad con esta nación. "Con motivo de la fiesta nacional de Nicaragua (Día de Independencia que se celebra el 15 de septiembre), hago llegar a todos los hijos e hijas de ese amado país, un cordial saludo, asegurándoles mi oración para que Jesucristo, príncipe de la paz, les conceda los dones de una fraterna reconciliación y una pacífica y solidaria convivencia", dijo el sumo pontífice.  

Por su parte, la Alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, también se manifestó en relación con Nicaragua, aunque no fue tan benévola como Francisco. En su debut al frente de los Derechos Humanos de la ONU, recordó la huida que tuvo que hacer la delegación del ACNUDH de Nicaragua hace unos días y pidió “al Consejo que fortalezca su supervisión del país”.

Lea también: "La CIDH convirtió un intento de golpe de Estado en una protesta pacífica”: gobierno de Nicaragua

La situación en Nicaragua

Desde el pasado 18 de abril, Nicaragua vive una de sus peores épocas sociales y políticas de su historia, con el Gobierno de Daniel Ortega como protagonista de esta situación. El despliegue continuo de protestas ciudadanas en contra de la administración del presidente nicaragüense, así como la intervención militar para contrarrestar dichos movimientos, tienen como consecuencia “más de 300 personas (muertas) y dejado al menos heridas a 2,000” hasta la fecha, según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Además, los intentos por normalizar la situación en el país centroamericano no han rendido sus frutos. Desde el mes de mayo, una comisión organizada por la Iglesia Católica ha intentado normalizar las actividades políticas en dicho territorio. Sin embargo, todos los intentos han sido interrumpidos por la negación de alguna de las dos partes a ceder terreno dentro de un conflicto social que se acerca a cumplir cinco meses desde su inicio.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de La Prensa Nicaragua (@laprensani) el

 

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández

Copy edited by Diana Rojas Leal