fbpx

¡Estimula los sentidos de tu bebé! Consejos y beneficios

En LatinAmerican Post te presentamos los beneficios de estimular los sentidos de tu bebé desde una etapa temprana y algunos consejos

¡Estimula los sentidos de tu bebé! Consejos y beneficios

De acuerdo a un estudio realizado por el neurólogo infantil argentino Máximo C. Etchepareborda, Luis Abad y Jorge Pina, llamado “Estimulación multisensorial”, “la estimulación multisensorial (EMS) de un niño pequeño es fundamental para su existencia futura”. Estimular los sentidos de tu bebé ayuda al desarrollo físico, emocional, social y cognitivo.

Read in english: Stimulate your baby's senses! Tips and benefits

El medio Europa Press añade que “en los tres primeros años de vida se produce el 85% del desarrollo neuronal que favorece la comunicación, la comprensión, el desarrollo social y el bienestar emocional.” Es importante mencionar que desde la investigación realizada por el Dr. Etchepareborda, tu bebé empezará a tener noción de los objetos, del tiempo, el espacio, el lenguaje, el juego y la imitación.

Es por esto que, desde LatinAmerican Post, te damos algunas ideas para que estimules los movimientos y/o percepciones de tu bebé.

Estímulos visuales

Si bien los recién nacidos no ven mucho más allá de unos 20 a 30 centímetros, además de ver borroso y no focalizar, prefieren los objetos de colores blancos, negros y oscuros. A partir del cuarto mes de vida comienzan a distinguir colores y al sexto ya los ven por completo.

En los primeros meses de vida, más o menos hasta los 5, es recomendable tener un móvil grande y colorido o que tenga un contraste de colores fuerte. Puedes jugar con él, poniéndolo cerca o lejos. También, una buena idea es dejarlo detrás de su hombro para que él lo siga con sus ojos.

Desde los 6 meses los juguetes coloridos, con sonidos, luces y diferentes texturas ayudarán a su coordinación psicomotriz. Otra opción son los juguetes de encajar fichas, pues aprenderá la relación vista-movimiento.

A los 10 meses será capaz de moverse un poquito más. Es ideal que situes lejos los juguetes para que él los alcance. También puedes darle un espejo para que se reconozca en este. Para cuando cumpla el año de edad, una idea fácil y divertida es jugar veo-veo. Con el juego podrá observar y pensar que objeto tendrá que describir.

Estímulos auditivos

Durante los primeros tres meses de vida puedes poner a tu bebé boca arriba y hacer sonar un sonajero para que intente escuchar de donde proviene el sonido. También puedes hablarle con lentitud para que se familiarice con el sonido de tu voz.

Otro ejercicio, según el portal Hacer Familia, es “ponerle dos campanillas alrededor de sus muñecas y enseñarle a asociar el sonido con el movimiento. Deja que él lo haga por su cuenta y cada vez que la haga sonar, puedes alabarlo y sonreirle”.

A partir del cuarto mes, puedes jugar al clásico Dónde está bebé y esconderte para que al aparecer de nuevo frente a él, le digas ¡Acá está!, Él probablemente soltará una risita.

Durante el sexto mes puedes darle un paseo por la casa, mostrándole los objetos de la casa y asociandolos a los sonidos que hacen. Otra manera puede ser mediante cuentos, los cuales es preferible que tenga ilustraciones. También puedes cantarle canciones.

Estimulación táctil

Mediante la estimulación táctil, tu bebé podrá identificar diferentes tipos de sensaciones al tacto. Puedes empezar realizando masajes en la hora del baño, o dejarlo experimentar diferentes sensaciones con telas, plásticos, objetos con diferentes formas, peluches, entre otros. Cuando lo dejas ensayar con las texturas le servirá, por ejemplo cuando gatee, a diferenciar qué objetos son blandos o duros, y para saber si la superficie es segura o no.

A partir de los primeros meses de vida, con cada cambio de pañal puedes pasar tus yemas de los dedos alrededor de las extremidades, nombrando la extremidad por la que estés masajeando. Desde los 7 meses tu bebé ya se estará moviendo un poco más y querrá explorar todo lo que lo rodee. Trata de no cohibir lo que toque. Déjalo que explore con arena, arroz, lana, seda y agua.

También, con mucho cuidado, deja que diferencie entre objetos pesados y ligeros. Otra opción es identificar el calor del frío. Como informa El Comercio, los niños que son sometidos a estímulos táctiles “descansan mejor, tienen menos trastornos de sueño, desarrollan su autoestima y su capacidad de relacionarse con los demás y son 50% más propensos a hacer contacto visual”.

Estímulos olfativos

Cuando tu bebé es un recién nacido ya aprende a diferenciar que el olor de la mamá es diferente al de otra persona. El portal Hacer Familia, afirma que "a las doce horas de vida, los bebés ya tienen preferencias olfativas y mostrará agrado cuando le acerques un olor rico y hará muecas cuando el olor sea desagradable”.

Puedes estimularlo aproximando tres veces el perfume de la madre o del padre para que lo reconozca. Además puedes reforzar el estímulo acompañándolo con palabras, como: “Este olor te gusta, estás feliz, es muy rico”. Otro estímulo puede ser acercarle la comida o bebida que le vayas a dar, es importante que nombres que alimento o líquido le estás dando, así distinguirá qué alimentos huelen rico y que otros no.

Estímulos gustativos

A partir de los 6 meses, tu bebé explora todo con la boca, si bien es importante que estés pendiente de que objetos se introduce en la boca, dale a probar los diferentes sabores.

  • Con lo ácido dale un trozo no muy grande de limón, naranja o inclusive un poquito de vinagre. Es importante que dejes que coja y toque todo.

  • Con el sabor salado dale una pisquita de sal, papas fritas molidas o cualquier producto de paquete que tenga un sabor salado. Eso sí, es muy importante que no exageres en la cantidad del producto.

  • Con el sabor amargo puedes intentar darle un poco de coliflor, legumbres o inclusive un trocito de chocolate amargo. Verás que tu bebé hará caras y probablemente no quiera probar más. No insistas o se pondrá a llorar.

  • Con lo dulce intenta darle frutas, azúcar, miel o un pedacito de chocolate dulce y déjalo que experimente, ¡Verás que de todos los sabores, este es al que mejor reacciona! Eso sí, es importante que no bases la dieta del bebé exclusivamente en dulces.

Finalmente, los niños que son estimulados mediante el gusto tienen menos problemas de alimentación y de adaptación.

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Diana Rojas Leal

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…