fbpx

Ultimate: El curioso deporte donde no hay árbitros

La disciplina mezcla elementos de especialidades de equipo como fútbol, baloncesto y rugby, pero sin balones. Por el contrario, usan un disco volador y valores innovadores 

Ultimate: El curioso deporte donde no hay árbitros

El ultimate, o ultimate frisbee como también se le conoce, es un deporte que al parecer tiene la facultad de enamorar a quienes comienzan a practicarlo. Pero ¿Qué tiene de especial? A primera vista pudiera ser por lo novedoso que implica jugar con un disco, o quizá por el espíritu deportivo que lo caracteriza, pues no utiliza jueces.  

Read in english: Ultimate: the sport where there are no referees

LosQuijotes.es refiere que los orígenes del ultimate se remontan a la década de los años sesenta en el ambiente universitario de Estados Unidos, y a los 80 en Europa. En España, por ejemplo, se introdujo en los 90, y ya hay más de 15 clubes con 350 jugadores por todo el país.

Otros detalles que debes conocer

El ultimate tiene entre otras ventajas que se puede jugar mixto. Es decir, hay categorías para mujeres, hombres y mixtas, algo que no se ve en ninguno de los otros deportes similares ya mencionados. En el mismo equipo pueden jugar hombres y mujeres: 4-3 si es en césped (7 contra 7), o 3-2 si se hace en playa (5 contra 5).

Cuenta LosQuijotes.es que esta disciplina se juega con un disco en un campo de césped o en la playa. En los dos extremos del campo se encuentran las zonas de gol y el objetivo es llevar el disco a esas zonas solo con pases, no permite correr con el disco en la mano, es decir no se puede ser individual, y se tiene que evitar que el disco toque el suelo. Además de evitar la intercepción del pase por el equipo contrario.

Ultimate: El curioso deporte donde no hay árbitros

El mencionado artículo repasa algunos reglamentos, como el terreno de juego, que es de forma rectangular con 64 metros de largo, más un área de marca en cada lado. La cual a su vez mide 18 metros cada una, para sumar los 100 metros en total.

LatinAmerican Post conversó con Vanessa Rincones, directora de la Organización JUF (Juega Ultimate Frisbee) y con las jugadoras chilenas Adleny Nieves del club Gravedad Cero y Consuelo Toro, de Frisbulls Ultimate Club, quienes expresaron las razones por las que aman este deporte y recomiendan jugarlo.

Quizá te interese leer: De Cuba para el mundo: ¡Llega la maratón de La Habana! 

Sobre las potencias y América Latina

Vanessa Rincones es una dirigente venezolana, quien reside en México hace muchos años, y lo primero que informó tras la culminación del Mundial Junior en Waterloo, Canadá, fue que las potencias siguen siendo Estados Unidos y Canadá. “Hay programas de promoción en escuelas, universidades y hasta hay becas para esta especialidad y por supuesto una población muy alta que lo practica”.

Prosiguió diciendo que “En Latinoamérica los países con más desarrollo son Colombia y Venezuela. En Colombia hay apoyo gubernamental que se ve reflejado en las escuelas. En Venezuela hay talento, pero su situación económica hace inalcanzable para sus atletas participar en estos eventos, y, de hecho, no lo hacen desde Toronto 2013”. “En México, por ejemplo, no tenemos en ocasiones ni campos donde entrenar, pues muchos están alquilados por ligas de fútbol”, refirió Rincones. Además añadió que en desarrollo se ubican Brasil, Chile, Argentina y Uruguay, siendo Perú, Bolivia y Ecuador, donde menos bases hay para este deporte en Sudamérica. En Centroamérica, lidera México por delante de República Dominicana y Nicaragua.

Las mujeres en este deporte

Para Vanessa no hay ninguna duda, es un deporte que se vincula muy bien con las mujeres. “El sector femenino tiene muchas opciones de destacar porque es un deporte que se basa en la inclusión y el respeto. De hecho, hay categorías masculinas, femeninas y mixtas, la cual está muy cerca de entrar en el programa olímpico. Hay movimientos y actividades en el que las mujeres son protagonistas. Este año 2018 inició el estudio para que exista una liga profesional de mujeres, por ahora solo existe en Estados Unidos la semiprofesional, pero de hombres. Pero hay mucho espacio para las mujeres pues ya son directivas y entrenadoras”.

Adleny Nieves, del club Gravedad Cero, asegura que la alegría de los jugadores fue lo que le enamoró de este deporte por su disposición de enseñar más allá del sexo, la nacionalidad o la edad. Además, celebran cada gol o jugada destacada, así sea del equipo contrario porque te permite emocionarte por los logros del otro y eso poco se ve. “No solo somos jugadoras sino también árbitros”.

A su vez, Consuelo Toro, del Frisbulls Ultimate Club, señala “me enamoré de este deporte por sus múltiples características como el que sea mixto, o sea el sexo es lo de menos y la habilidad es lo más importante. Es un deporte que te enseña metodología y pone todo en nuestras manos al fungir también como árbitros. El espíritu de juego es lo primero y eso nos enseña a todos, aparte es entretenido y novedoso porque se sale de lo común”.

Un deporte sin árbitro

Es sin duda uno de los aspectos más novedoso que introdujo este deporte desde su nacimiento. “Nuestra filosofía es que no necesitamos un tercero para cumplir las reglas, porque tiene que ver con una manera de actuar y de cumplir contigo mismo, con el público y con el rival. Nos basamos en el espíritu de juego, que es conocimiento, cumplimiento y aplicación de las reglas. Ocurren fouls, o fuera, pero quien marca esas decisiones son los propios jugadores”, indicó la directora de JUF.

Rincones expone un punto importante sobre el tema arbitral. “Existe sí, el Game Advisors, que son observadores de los partidos y que sirven para ayudar a algún jugador sobre una jugada que ocurrió en el partido y estos dan su perspectiva, es como una ayuda, pero la decisión será siempre de los jugadores”, agregó.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de WJUC U20 (@wjuc_u20) el

 

La fórmula que engancha a educadores y amateur

Para Smoda.elpais.com el “gancho” de este deporte radica en el espíritu de juego. Desde la Federación Española de Disco Volador (FEDV), Nicolás Chauveau, manifestó “mucho más allá del llamado ‘fair play’. En el campo los que mandan son los jugadores. No es fácil, requiere que sepan muy bien la normativa y son los que tienen que asegurarse que la respetan”.

El mencionado portal español agrega que luego de cada partido, los equipos se reúnen para analizar el comportamiento de ambos, y así valorarlos en una hoja de puntuación. Hay premiaciones en los torneos para el equipo con mejor espíritu de juego. Todo esto, promueve que hombres y mujeres compitan al mismo nivel, y sin ninguna distinción dentro o fuera del campo, incluso con el diálogo y el juego limpio como códigos en cada partido.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano

Copy edite by Laura Viviana Guevara Muñoz