fbpx

La medicina preventiva es la solución a la crisis de la salud en América Latina

¿Y si en lugar de buscar curar la enfermedad buscamos prevenirla?

La prevención es la solución a la crisis de la salud en América Latina

Esta es la situación: hay personas que creen que porque no se sienten mal o no perciben nada extraño en su cuerpo, entonces eso significa que están sanos. Como resultado, no priorizan su salud sino hasta que ya es demasiado tarde. También están aquellos a los que no les gusta ir al médico, ya sea porque no creen en el sistema o porque le temen al diagnóstico. Finalmente, están las personas que simplemente no van porque no tienen dinero para cubrir su salud.

Read in english: Prevention is the solution to the health crisis in Latin America

Pero las cifras hablan por sí mismas y no podemos ignorarlas. En un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2017, se explica que las enfermedades no transmisibles o ENT “cobran cada año la vida de 15 millones de hombres y mujeres entre los 30 y los 70 años”, algo de lo que ningún país está exento.

Solo en las Américas, las ENT "son responsables del 80% (5,2 millones) del total de muertes. Un 35% de las muertes causadas por las cuatro principales ENT ocurren prematuramente en personas de 30-70 años", informa la Organización Panamericana de la Salud (OPS). ¿Cuáles son estas cuatro enfermedades no transmisibles? Las enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas, el cáncer y la diabetes.

Ahora, si le sumamos a esto las enfermedades transmisibles, las cifras de mortalidad aumentan en unos países de la región más que en otros. Estas enfermedades transmisibles son: "Infección por el VIH/sida, las infecciones de transmisión sexual (ITS), y las hepatitis virales; la tuberculosis; enfermedades transmitidas por vectores; las enfermedades desatendidas, tropicales y zoonóticas; y las enfermedades prevenibles mediante vacunación".

Sin duda, gracias a los avances en materia de salud y tecnología la esperanza de vida ha aumentado considerablemente en América Latina y el Caribe, así como en el mundo. Además, hoy en día podemos hacer frente a muchas de estas enfermedades, tanto transmisibles como no transmisibles, como resultado de este progreso.

Pero ¿y si en lugar de buscar curar la enfermedad buscamos prevenirla? ¿Y si en lugar de incentivar a ir al doctor cuando nos sentimos mal o cuando la enfermedad está en un estado avanzado, mejor concientizamos a las personas a ir al menos una vez al año a consulta con el médico como una medida de precaución? ¿Qué tal hacernos exámenes médicos no porque tenemos, sino como rutina para así prevenir las enfermedades o detectarlas a tiempo?

Lee también: Las Tecnologías de la Información le apuntan al desarrollo del país

En LatinAmerican Post creemos que los Estados deben invertir en programas de salud enfocados no solo al tratamiento de las enfermedades para su cura, sino a la prevención de estas. Tanto para aquellas enfermedades que dejan una alta tasa de mortalidad en la región, como para otras como la hipertensión. E incluso problemáticas como el consumo excesivo de tabaco y alcohol, así como las enfermedades mentales.

De acuerdo con la OMS, "la mayoría de las muertes prematuras por ENT pueden prevenirse o retrasarse aplicando un conjunto de «mejores inversiones» y otras intervenciones para prevenir y controlar tales afecciones, principalmente las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades respiratorias crónicas, el cáncer y la diabetes".

Esto también aplica a las enfermedades transmisibles. Según la OPS, uno de los objetivos de los Estados miembros es "prevenir, controlar, tratar y eliminar estas enfermedades". Por su puesto, esto es algo que el sector de la salud no puede lograr solo, sino que tiene que ir acompañado del apoyo de "otros sectores, como el de la educación, el del agua, y el saneamiento y el del trabajo".

Sin embargo, Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana para la Salud, afirma que los avances que se han hecho solo en la prevención de las enfermedades no transmisibles, aún son inadecuados. Para ella, estos avances "dependen del compromiso político, en particular de los gobiernos nacionales trabajando de una manera multisectorial para poner la salud de las personas primero, antes que la política, las ganancias y la promoción personal".

El problema es que en América Latina y el Caribe la prevención no es un negocio para los gobiernos. La prevención no deja dinero, por lo que la medicina de la región está más enfocada a curar que a prevenir. Como bien lo mencionó Etienne, hay intereses de por medio por parte de los gobiernos que impiden a la región avanzar en los objetivos para alcanzar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Lee también: ¿Tienes la presión arterial alta? Sigue estos 5 consejos 

"La interferencia de la industria, al igual que los intereses comerciales y económicos, han impedido la implementación de políticas fiscales y regulatorias pro-salud", afirma. Así, si bien en la región se están realizando esfuerzos y se están creando programas que promueven la prevención e invitan a tener un estilo de vida más saludable, todavía no es suficiente.

Cuba es uno de los país del subcontinente comprometidos con la prevención de estas enfermedades, consciente de la importancia de esto. De hecho, en reiteradas ocasiones la OMS y la OPS han felicitado el trabajo del país caribeño en la prevención de las enfermedades transmisibles y no transmisibles.

Además, según el informe de la OMS, muchos países de las Américas han hecho progresos mediante la creación de políticas de control o de restricción de alcohol y tabaco, e incluso de reducción de sodio y ácidos grasos. Esto con el objetivo de promover un mejor estilo de vida y así mejorar la salud en estos países.

De hecho, la prevención, el control y el tratamiento de estas enfermedades es uno de los objetivos de la Organización Panamericana de la Salud en su Agenda de Salud Sostenible para las Américas 2018-2030. Esta es una "respuesta del sector de la salud a los compromisos asumidos por los Estados Miembros de la OPS en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible". Cuenta con 10 objetivos, dos de los cuales hablan sobre estas problemáticas. Incluso, uno de los objetivos es el acceso a los servicios de salud.

Sin embargo, esto es algo que también debe ir de la mano con la concientización de las personas, quienes para Anselm Hennis del Departamento de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental, deben participar en las soluciones.

Involucrémonos, participemos y sobre todo, no esperemos hasta el último momento para ir al médico o para comenzar a tener un estilo de vida mucho más saludable. Podría llegar a ser demasiado tarde.

 

LatinAmerican Post | Equipo Editorial

Escucha éste artículo


Otros

El encierro también libera

¿Qué logramos con nuestra presencia, aportar o arrebatar? No es el hecho de quedarnos ausentes para siempre, sino de saber cómo quedarnos