fbpx

Unasur está en crisis: ¿Por qué se estancan sus proyectos?

La Unión de Naciones Sudamericanas se ha acercado a lo que muchos consideran como un final inminente, sus inversiones restantes permanecen en duda

La Unasur está en crisis: ¿Por qué se estancan sus proyectos?

La Unión de Naciones Sudamericanas fue consolidada con proyectos políticos, sociales y económicos  que lograrían fortalecer  la unión de los países latinoamericanos. Sin embargo, debido a las diferencias entre los gobiernos de los países miembros,  la actividad de la organización no ha sido constante y se ha visto cada vez más abandonada. Ahora, la victoria de Bolsonaro en Brasil supone otro asedio para la permanencia de la institución, que sin Brasil, perderá toda capacidad de hacer la diferencia en cuanto a integración económica.

Read in english: Unasur is in crisis: Why are their projects stagnating?

La Unasur  en el ámbito económico había creado estrategias como el Consejo Suramericano de Economía y Finanzas que se encargaría de “La construcción de un sistema económico con equidad, justicia social y en armonía en la naturaleza para un desarrollo sustentable.” Y  “La integración financiera mediante la adopción de mecanismos compatibles con las políticas económicas y fiscales de los Estados  Miembros”.  Se pretendía tener una economía que no dependiera de las grandes potencias mundiales, que se sustentara por sí misma y que generara beneficios y estabilidad en todas las partes. “Si esto se hubiera logrado, probablemente estarían blindados de poderes ajenos. Pero, si la región continúa fragmentada y no actúa políticamente de una manera coordinada, va a seguir dominada por muchos más años”, afirma  Adam Isacson, del centro de pensamiento estadounidense Wola.

Lea también: Este será el nuevo tratado entre EE.UU., México y Canadá

¿Por qué la organización está en crisis y los proyectos no se llevaron a cabo?

Según Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano y profesor de Estudios Latinoamericanos en la Universidad Georgetown, no solo problemas políticos o las diferencias ideológicas causaron la caída de Unasur, sino también las fuertes crisis económicas que pasaron o que están pasando países como Brasil, Venezuela, Argentina y Colombia, ya que la prioridad de estos países es solucionar sus asuntos internos y por lo tanto sus gobiernos y el presupuesto con el que cuentan no les permiten ser activos en organizaciones como esta. “En este momento ya no existe interés ni para reparar lo que sucede dentro de la organización ni para lanzar otra iniciativa que la reemplace. Y, sobre todo, tampoco existen las condiciones”, afirma.

Shifter y otros expertos en el tema opinan que la extinción del organismo tiene pocas consecuencias en Latinoamérica, y que para poder alcanzar la integración regional y una economía más estable es necesario  evaluar las problemáticas puntuales que se enfrentan y plantean estrategias más realistas. “La integración tiene costos, ganadores y perdedores, y eso la hace muy difícil. Muchos de los proyectos plantean objetivos demasiado ambiciosos que no tienen el apoyo necesario y lo mejor sería comenzar a definir metas concretas, reducidas y realistas, y avanzar despacio”.  

Por ahora los gabinetes permanecen vacíos, y a pesar de la reciente inauguración en Cochabamba de la imponente sede del Parlamento de Unasur que le costó a los bolivarianos más de 60 millones de dólares, factores como la preocupante crisis que está atravesando Venezuela,  el retiro de Colombia y la decisión de cinco países de suspender su participación en el bloque no pintan un futuro prometedor para la organización.

 

LatinAmerican Post | María Fernanda Barinas Ortiz

Copy edited by Vanesa López Romero

Escucha éste artículo

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…