fbpx

La Amazonía se está acabando

Escucha éste artículo


El Ministerio de Ambiente de Brasil informó que el gigante latinoamericano perdió 790.000 hectáreas de bosque

La Amazonía se está acabando

A lo largo de este año se ha informado que la Amazonía ha sido deforestada de manera alarmante. Las cifras en los países que comparten el pulmón del mundo son desgarradoras y altamente preocupantes.

Read in english: Soon, there won't be any Amazon left

En Colombia, por ejemplo, según Semana, la selva amazónica ha perdido 6 millones de hectáreas en menos de 30 años. Esta cantidad de selva deforestada es comparable con el territorio del departamento de Antioquia.

La situación es igual de trágica en otras naciones como Brasil, en donde recientemente el Ministerio de Ambiente informó que se perdieron 790.000 hectáreas, una cifra que no se registraba desde hace 10 años. En este caso, el número de hectáreas se asemeja a una gran ciudad como Bogotá.

Las cifras son evidentes y las causas están bien establecidas: la minería ilegal, la tala indiscriminada de árboles para cultivos ilícitos y agricultura, la presencia de bandas criminales, entre otras. Sin embargo, pareciera que la ineficiencia estatal es el mayor problema de esta región.

Al paso al que vamos, la selva dejará de existir como la conocemos y habremos perdido uno de los santuarios naturales más importantes para nuestra supervivencia. Según Reuters, de las 15.000 especies que se encuentran en la Amazonía, 57% de las especies de árboles en esta región del mundo están amenazadas.

Lee también: Estos son los obstáculos para limpiar la gran isla de basura del pacífico

A pesar de grandes esfuerzos por establecer áreas protegidas y delimitar la explotación de recursos en esta zona, las medidas no son suficientes. Rafael Salomão, autor de una investigación que estudió la situación actual de la selva, advierte que las áreas protegidas no cuentan con presupuestos o personal calificado que las dirija de forma que su labor pueda ser eficiente.

Pareciera que el destino de esta región tan vital e importante para el mundo estuviera en manos de los menos capaces y de los criminales. La prensa se dedica a denunciar que la tala va en aumento, pero no hay respuesta estatal ni medidas efectivas para contrarrestar la situación.

Quienes son conscientes de la importancia de la Amazonía, como los grupos indígenas, se han abanderado de esta causa y por medio de iniciativas buscan proteger a la madre selva. El 22 de noviembre, se lanzó la Iniciativa Interreligiosa de Bosques Tropicales en Colombia. Esta alianza resalta el compromiso moral compartido para detener la destrucción de la Amazonía, especialmente en Colombia.

Te puede interesar: Polarizar la tierra: la apuesta de Harvard para enfriar el planeta

Luego de la firma del Acuerdo de Paz, la tala y la deforestación se han incrementado. Por lo que es de vital importancia que todos nos comprometamos a luchar por la salvaguarda de la selva. Esta alianza espera trabajar a través de la fe para que se protejan los bosques tropicales y las personas que en ellos habitan.

Esperemos que no sea demasiado tarde cuando entre en vigencia el Acuerdo de París o cuando por fin nos demos cuenta que la riqueza y supervivencia del mundo no está en explotar los recursos naturales sino en proteger aquello que nos da vida.

 

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…