fbpx

 

 

Tailandia: avances en Asia en los derechos LGBTI

Escucha este artículo


La Junta Militar que gobierna Tailandia, ha aprobado un proyecto que legaliza la unión civil entre parejas del mismo sexo, siendo el primer país asiático en hacerlo

 

Tailandia: avances en Asia en los derechos LGBTI

Mientras otros países de Asia y el resto del mundo prohiben, y hasta castigan con pena de muerte ser homosexual, Tailandia ha dado un paso a la modernidad al aprobar un proyecto que legaliza la unión civil entre parejas del mismo sexo, siguiendo a otros países que poco a poco han ido reconociendo y otorgando derechos a esta comunidad.

Read in english: Thailand: Advances in Asia on LGBTI rights

 

Aunque todavía le falta cursar trámite en la Asamblea Legislativa Nacional, el proyecto cuenta con el aval del gobierno militar y actualmente es revisado por el Consejo de Estado, para luego ser presentado al parlamento con el propósito de que allí se de el visto bueno para que finalmente se convierta en ley.


¿Qué plantea el proyecto?

 

Según el portal Europa Press, el texto establece los 20 años como edad mínima para poder llevar a cabo la unión civil, señalando que, al menos uno de los dos cónyuges, debe tener la nacionalidad tailandesa. Igualmente, la versión actual del proyecto abre la puerta a la adopción, de acuerdo a fuentes de la oficina del primer ministro citadas por el 'Bangkok Post'. Dichas fuentes destacan que las parejas homosexuales tendrán acceso a prácticamente los mismos beneficios que las heterosexuales, a excepción de ciertas deducciones fiscales y ayudas.

 

El objetivo del gobierno tailandés es que la unión entre parejas del mismo sexo sea legal y esté vigente antes de las elecciones generales, que se celebrarán en febrero del año 2019. Al hacer esto, Tailandia será el primer país de Asia en avalar que los homosexuales puedan casarse y conformar una familia, tal como ya sucede en varios países del mundo.

 

Quizá le interse leer: 2018: Otro año de lucha para la comunidad LGBTI

 

¿Qué sucede en otros países de Asia?

Asia aún está lejos de reconocer los derechos de la comunidad LGBTI. La prohibición y la criminalización de estas personas es el común denominador en ese continente, donde en la mayoría de países se les persigue y castiga. Por otro lado, Taiwán tiene previsto decidir, en mayo de 2019, el modo en que se aprobarán las uniones entre parejas del mismo sexo, considerando que previamente, en diversos referendos, los ciudadanos mostraron su apoyo a las uniones gay, pero se rehúsan a reconocerlas como 'matrimonios'.

 

Por otra parte, el diario El País de España reseñó que en septiembre del 2018 el Tribunal Supremo de India decidió, por unanimidad, la despenalización de la homosexualidad entre personas adultas. Dice el diario español que la histórica sentencia establece que “las relaciones sexuales entre adultos homosexuales, en privado, no constituyen una ofensa” y que cualquier norma que persiga estas prácticas es “discriminatoria y una violación de los principios constitucionales”.

 

Lea también: Latinoamérica: La lucha permanente por reivindicar los derechos de la comunidad LGBTI

 

No obstante, esto es algo insignificante comparado con lo que en pleno Siglo XXI sigue pasando en Asia. Un informe publicado este año por la Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA, por sus siglas en inglés), citado por la agencia de noticias EFE,  habla de un importante número de países en los que los homosexuales se ven obligados a ocultar su orientación sexual, se les restringe sus derechos, son encarcelados o incluso, pueden ser condenados a muerte.

 

ILGA se refiere, además, a 22 naciones donde existen leyes que impiden la promoción o expresión pública de realidades sobre relaciones entre personas del mismo sexo, y 25 más que impiden o ponen barreras a la creación de organizaciones defensoras de los derechos LGBTI en sus territorios. Igualmente, destaca a 72 países que criminalizan la actividad sexual entre personas del mismo sexo (en 45 de ellos la ley se aplica tanto a hombres como a mujeres).

 

Y lo más severo, la pena de muerte está vigente en países como Irán y Arabia Saudí, las cuales son aplicadas en todo el territorio. A eso se suma el accionar del Estado Islámico, organización que castiga con la muerte a esas minorías sexuales en los territorios que controla, especialmente en el norte de Siria y el noroeste de Irak.

 

En otros cuatro países (Pakistán, Afganistán, Emiratos Árabes Unidos y Catar) la pena de muerte está técnicamente permitida por una interpretación de la ley islámica (Sharia), aunque no se aplica. Finalmente, de la expansión del Estado Islámico han derivado también leyes de moralidad o propaganda, que tienen una base religiosa y existen ya en al menos 19 países.

 

LatinAmerican Post | Samuel Augusto Gallego Suárez

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…