fbpx

¿Cómo termina el 2018 para el medio ambiente?

Escucha este artículo


Entre buenas y malas fueron las noticias para el medio ambiente. Un recordatorio de que los propósitos de nuevo año no son solo personales, sino también medioambientales

Así termina el 2018 para el Medio Ambiente

El 2018 estuvo marcado por los titulares respecto al medio ambiente. Fueron más las malas noticias que las buenas; las alarmantes cifras respecto a la polución, el cambio climático, la tala de árboles, la minería ilegal (y también la legal), la cacería ilegal e irresponsable, entre otras, nos dejaron con un sabor amargo en la boca. Pero no todo son malas noticias, aún hay soluciones y esperanza. 

Read in english: This is how 2018 ends for the Environment

Así terminó el 2018 en materia medioambiental:

Las malas noticias

Tal vez uno de los temas que más resonó en la última semana del año fue la declaración por parte de Japón de retirarse de la Comisión Ballenera Internacional el próximo 30 de junio, con lo cual se está declarando abiertamente que volverán a la caza de ballenas con fines comerciales. Un gran desavance a nivel mundial, teniendo en cuenta los alcances que tiene este país en la comercialización de ballenas.

Hay que tener en cuenta que el gobierno nipón se retiró de esta práctica hace 30 años, pero fueron muchos los que siguieron cazando ilegalmente, asimismo fueron muchos lo que arriesgaron, y siguen arriesgando, su vida por la protección de esta especie; ahora que volverá a ser legal es muy probable que las ballenas estén cerca a su fin. 

La COP24 que se a cabo llevó este año también estuvo azotada por una terrible noticia: Estados Unidos se retiró del Acuerdo de París, acuerdo entre países que se centra en encontrar soluciones para el cambio climático y sus consecuencias a nivel global. El retiro se hizo a partir de las creencias del gobierno del actual presidente, Donald Trump, quien asegura que las pruebas científicas sobre el calentamiento global son falsas. Con el país norteamericano también se retiraron varios países árabes. La retirada de la potencia mundial implica un contrapeso muy grande para quienes siguen en el Acuerdo de París. 

Lea también: Resultados de COP24: entre la incertidumbre y la esperanza

Por otro lado, el asenso de Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil hizo que pusiéramos los ojos sobre el Amazonas. La región, conocida como el pulmón del mundo, fue protagonista de varias declaraciones escalofriantes por parte del mandatario ultra derechista. Hoy ya es conocido como la mayor amaneza para la amazonía, pues, como dejó claro en campaña, el medio ambiente no es prioridad durante su gobierno, como sí lo es el crecimiento de la agroindustria, principal responsable de la deforestación en el Amazonas.

Lea también: La Amazonía tiembla con Bolsonaro
Los desastres naturales alrededor del mundo también nos dejaron con un sin sabor en la boca. Además dejaron pérdidasde cantidades impresionantes de dinero. Por ejemplo, los huracanes Florence y Michael dejaron pérdidas para Estados Unidos  de aproximadamente US $32 mil millones de dolares, según El Espectador. También presenciamos la gran cantidad de incendios forestales alrededor del mundo que llegaron incluso a ciudades dejando miles de heridos y varios muertos.

No todo son noticias malas

A pesar de las escalofriantes cifras y las consecuencias sufridas por el cambio climático, no son todo malas noticias. Contamos con personas que buscan un cambio verdadero y están dispuestas a arriesgarlo todo para salvar a nuestro planeta. 

En la ya mencionada COP24 también se adelantaron procesos para que en 2020 se pongan en marcha los procesos de cada país para aportar en la lucha contra el cambio ambiental. Los científicos están siendo más escuchados, pero aún falta mucho, por lo que durante la conferencia Greta Thumber, una niña de 15 años, regañó a los líderes de la COP24 por atrasar procesos y no decir las cosas como son por miedo a dejar de hacer dinero. Esta activista adolescente dejó a los líderes boquiabiertos o cabizbajos, y también a muchos nos abrió los ojos. 

En Perú, el científico Marino Morikawa se puso en la tarea de limpiar la laguna  más grande de Perú, proceso que ya es posible gracias a un proceso que él mismo inventó, en el que riega una sustancia orgánica (que incluso puede ser comida) y se produce lo que él llama 'micronanoburbujeo', proceso en el que toda la suciedad del agua sube a la superficie, haciendo mucho más fácil la limpieza de los lagos contaminados por la polución, daño que sufren 40% de los lagos y ríos de todo el mundo. Con esta novedosa solución Marino no solo busca limpiar el lago Titicaca, sino también llegar a más partes del mundo con su grupo de defensores de los lagos y ríos.

El año también termina con más conciencia respecto a lo que consumimos. Es una gran ola que se ha vendio gestando a lo largo de las últimas décadas y ha cogido muchísima fuerza este año. El minimalismo, por ejemplo, está generando consciencia respecto al consumo material inadecuado y sus consecuencias en el medio ambiente y en la vida personal. A partir del 'menos es más' la gente que se adpata a este estilo de vida se está dando cuenta que menos es más para nuestro planeta.

Lea también: ¿Qué le puedes regalar al planeta en estas fiestas?

Asimismo, la moda sostenible se ha tomado las pasarelas y las tiendas de ropa. Cada vez son más las personas que compran siendo conscientes del origen de la prenda que están por vestir, de las vidas y de los materiales que se usaron para su creación. Ya son muchos los que entienden la diferencia entre calidad y costo. 

Por último, y muy importante, se está entendiendo el verdadero peligro de la industria ganadera y agro y el veganismo está tomando un amplio lugar en el mundo. Hay más opciones y se está entendiendo que es un camino necesario si se quiere salvar al mundo. 

 

LatinAmerican Post | Vanesa López Romero

Copy edited by Marcela Peñaloza

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…