fbpx

‘Dragon Ball Super: Broly’: adrenalina pura para los fans del anime

Escucha este artículo


La más reciente película de la saga Dragon Ball es un deleite para los seguidores de la serie

‘Dragon Ball Super: Broly’: adrenalina pura para los fans del anime

El pasado 11 de enero se estrenó en cines latinoamericanos la más reciente película de Dragon Ball, que lleva por nombre Dragon Ball Super: Broly. Ésta es una continuación del anime Dragon Ball Super y muestra a los protagonistas Goku y Vegeta enfrentándose a un nuevo y formidable adversario, procedente de su mismo planeta natal, el saiyajin, Broly.

Lee también: Top 5 de las películas más taquilleras del 2018 

¿De qué trata?

La historia podría dividirse en dos partes. La primera muestra los últimos días del planeta Vegeta, donde se muestra al espectador el origen de Broly y la motivación de su padre, así como la conexión de este nuevo personaje con los protagonistas. Mientras la segunda parte es la épica batalla entre los últimos supervivientes de la raza saiyajin.

La película se nota enfocada a los seguidores de la franquicia, con bastantes guiños y referencias a eventos pasados del anime. Para quienes tienen su primer acercamiento a Dragon Ball con esta película, la historia podría resultar confusa o incluso aburrida, pues hay bastantes cosas que la cinta no explica, como la capacidad de convertirse en supersaiyajin y las fusiones. No es necesario ser el mayor de los fanáticos, pero para quienes quieran disfrutarla mejor, es recomendable llegar con un conocimiento previo.

Sin duda, las características más conocidas de Dragon Ball son sus impresionantes batallas y en ese aspecto, Broly no decepciona para nada, pues muestra una de las peleas más fieras y emocionantes de las que ha protagonizado Goku. Aunque este también puede ser un factor en contra para quienes no son fanáticos del anime, pues la mayor parte del tiempo de la película, se nos muestra la batalla final.

Los aspectos formales

La animación utilizada es una combinación de animación tradicional con animación en 3D. La tradicional está muy bien hecha, los movimientos de los personajes se ven muy fluidos por lo que las escenas de pelea son muy cinéticas y de las mejor animadas en la actualidad. No se puede decir lo mismo de la animación en 3D que en ocasiones es un fuerte distractor, sobre todo cuando se dan transiciones de lo tradicional al 3D y cuando están a cuadro personajes bidimensionales con una nave espacial en tres dimensiones.

El filme cuenta con un doblaje al español latinoamericano. Para éste, regresaron los actores de voz originales del anime y hacen un buen trabajo volviendo a estos personajes. En general el trabajo de doblaje está muy bien, con la excepción de algunos personajes menores, quienes recitan sus líneas sin emoción alguna.

La banda sonora es un poco extraña. Cuenta con algunas piezas musicales que llenan de emoción ciertas escenas, además de darle un toque más de nostalgia reproduciendo la canción de introducción de Dragon Ball Z. Sin embargo, también hay piezas musicales durante las escenas de peleas en las que se escuchan unos extraños gritos que dicen los nombres de los personajes, como una especie de anunciador. Sin embargo la forma en la que está implementada puede llegar a ser molesta.

Es una película cien por ciento recomendada para quienes crecieron viendo esta serie pues tiene todos los elementos que la volvieron popular: grandes escenas de acción, humor y en ocasiones momentos emotivos que nos hacen recordar los buenos momentos que pasamos viendo a los Guerreros Z en la televisión. Pero si no te gusta Dragon Ball o es la primera vez que lo conoces, sería mejor abstenerse de verla.

 

LatinAmerican Post | Alan Rosas González

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…