fbpx

5 directoras de cine feministas que debes conocer

Escucha este artículo


A propósito de la muerte de Agnès Varda, y para homenajearla, te presentamos otras directoras de cine feministas que son prueba del legado que dejó la belga en la industria

5 directoras de cine feministas que debes conocer

El pasado 29 de marzo murió Agnès Varda a los 90 años. La directora nacida en Bélgica es un nombre muy importante para el cine francés, sobretodo para la que los críticos llaman la nueva ola, o la Nouvelle Vague. Su obra es sutil a la vez que clara, política sin ser obvia. Influenció a sus contemporáneos como Jean-Luc Godard y Francois Truffaut, otros grandes del cine francés, durante la década de los cincuenta en su concepción de la dirección cinematográfica como forma de libertad y de transgresión de las normas.

Read in english: 5 feminist film directors that you should know

Es también precursora del cine feminista y promovía la entrada de las mujeres en la industria. Era autocrítica y autoreflexiva. Hacía ficción y documental y jugaba a desdibujar los límites entre uno y otro género. Hablaba de sí misma y se inventaba a sí misma. Creó un universo alrededor suyo y contó las historias de otros. Su obra se compone de quince largometrajes. Trabajó casi hasta su muerte. En 2017, año en el que lanzó Rostros y lugares, con 88 años, recibió el Óscar honorífico por su carrera. Hoy la homenajeamos presentándote otras directoras feministas que demuestran la influencia de Varda en la industria cinematográfica.

Chantal Akerman

También belga y también feminista. La obra de Akerman se caracteriza por ser minimalista y por perseguir una sencillez estética que va de la mano con su interés por lo cotidiano. Sus películas casi no tienen trabajo de edición ni movimiento de cámara. Muestran un interés genuino por lo femenino y por las ansiedades de la vida diaria. Su obra maestra es Jeanne Dielman, 23 quai du Commerce, 1080 Bruxelles (1975), una cinta que sigue a Jeanne Dielman, su protagonista, en su vida diaria. Akerman consiguió hacer un cine feminista no solo desde sus temáticas sino desde su forma y su formato, pues exploró a lo largo de su carrera otras formas de narrativa distintas de las convencionales y se abrió paso también dentro del cine francés.

Lea también: El 'nosotros' de Us, la película de Jordan Peele 

Barbara Hammer

Otra gran pérdida del mes pasado. Esta directora californiana fue de las primeras en referencar el lesbianismo en su obra. Aterradoramente autorreflexiva y autobiográfica como Varda, Barbara Hammer reflexiona en su obra sobre lo poco que le hablaron sus maestros y mentores sobre las relaciones entre mujeres. Su cine experimental se pregunta por sí misma y por el cuerpo femenino en una época en que poco se hablaba de eso. Como Varda, desdibujaba también las líneas que dividían el género biográfico y documental de la ficción y se veía ella misma reflejada en su obra. Sus películas y cortometrajes son más que todo contemplativos al principio de su carrera y luego se hacen más narrativos. De todas maneras, una artista y activista muy política.

Vera Chytilová

Una grande del cine checo. Precursora en los setenta del movimiento cinematorgráfico de la nueva ola en su país. Como Akerman y Hammer, Chytilová experimenta también con la forma y la narrativa y no solo con los temas. Su cine feminista es transgresor en el sentido en que no cuenta sus historias de la misma forma preconcebida en la que los hombres han contado historias en el cine desde sus inicios. Su película más conocida es Sedmikrásky o Las margaritas, que muestra a dos chicas jóvenes que han decididos ser tan corruptas como la sociedad. Esta película surrealista no tiene principio ni fin y está en búsqueda de su propio lenguaje cinematográfico, se sale de cualquier convención. Fue censurada por el gobierno comunista checo después de la invasión de la URSS. Ahora es recordada como una de las obras más importantes del cine checo.

Lea también: ¿Cómo está Hollywood en inclusión femenina detrás de la pantalla? 

Jane Campion

La más contemporánea de esta lista, Jane Campion es una directora neozelandesa que se interesa por contar historias de mujeres que exploren su feminidad y su sexualidad. Le interesan los dramas de época en los que las mujeres deben viajar. Es una de las únicas cuatro directoras de cine que han sido aguna vez nominadas al Óscar a Mejor Dirección. Dirigió las películas El retrato de una dama y El Piano. Aunque no tan experimental como sus otras colegas de esta lista, el interés de Campion por mostrar libremente el despertar sexual de una mujer es sin duda una apuesta feminista.

 

LatinAmerican Post | Juliana Rodríguez Pabón

Copy edited by Vanesa López Romero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…