fbpx

Mujeres y medio ambiente: así trabajan ellas para mejorar sus condiciones

Escucha este artículo

 

La falta de acceso al agua en Kirguistán pone en riesgo la seguridad de las mujeres. Pero ellas ahora luchan por la igualdad en acceso al recurso hídrico 

Mujeres y medio ambiente: así trabajan ellas para mejorar sus condiciones

La falta de agua supone un peligro para la salud y al bienestar de cualquier ser humano. Sin embargo, cuando el acceso es limitado y son las mujeres las que deben recoger el liquido para sus familias, esto supone un riesgo aún mayor para ellas en términos de seguridad -pues pueden sufrir violencia en los recorridos- y en salud -ya que las largas distancias producen efectos nocivos en la salud en el largo plazo-.

Read in english: Women and the environment: how they work to improve their conditions

Así lo informa un reportaje publicado por ONU Mujeres, en el que se relata las travesías, pero también el empoderamiento de las mujeres campesinas del Kirguistán rural. En este país asiático, que comparte fronteras con China, Uzbekistán, Tayikistán y Kazajistán, el acceso al agua se vuelve toda una odisea durante la primavera y el verano por la disminución en el caudal de los ríos a causa del cambio climático y la agricultura en Uzbekistán.

¿Por qué las mujeres son las más afectadas?

Según ONU Mujeres, son las niñas y las mujeres las que se ven más afectadas por esta situación ya que recoger agua es una tarea que le corresponde a ellas. Es por esto que cada vez que hay menos agua, las mujeres y las niñas se ven obligadas a recorrer mayores distancias para recoger agua y poder llevarla a sus hogares.

La situación plantea todo un desafío para las mujeres en términos de seguridad y salud. Shakhodat Teshebayeva, campesina de la región, declara que “ir a recoger agua durante la noche es una tarea peligrosa: nos pone a las mujeres en riesgo de sufrir violencia, y las largas distancias que nos vemos obligadas a recorrer puede tener efectos perjudiciales para nuestra salud a largo plazo”.

Lea también: Greta Thunberg: la influenciadora ambiental que necesitamos 

Al enfrentarse a esta problemática, Teshebayeva decidió hacer algo al respecto y mejorar las condiciones que enfrentan las campesinas. ONU Mujeres explica que se creó un grupo de autoayuda para crear igualdad en el acceso al agua y en las decisiones que se toman respecto a la recolección del líquido, las cuales se encontraban en manos de los hombres de la aldea.

Poder femenino y medio ambiente

Gracias a la creación de este primer grupo, la ONU apoyó la creación de otros 14 grupos que han permitido poner en contacto a las mujeres con los gobiernos locales para que ellas puedan participar en la toma de decisiones. Adicionalmente, los grupos proporcionaron formación para que las campesinas puedan generar ingresos y garantizar su seguridad y subsistencia.

La labor de las campesinas, en colaboración de la ONU, demuestra que la inclusión de la mujer en la toma de decisiones mejora la calidad de vida de las comunidades en las que se encuentran. Adicionalmente, al participar de manera activa, visibilizan problemáticas que las afectan más a ellas y que no suelen ser abordadas correctamente al no tener en cuenta su perspectiva.

 

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…