fbpx

Última Hora: Panamá empieza su 3 semana de protestas

Los manifestantes y el Gobierno del presidente Laurentino Cortizo había llegado a un acuerdo, pero luego se cayó. El ejecutivo advierte de riesgos de desabastecimiento en varias ciudades del istmo.
Los panameños inician su 3 semanas de protestas y el Gobierno teme un desabastecimiento general en el istmo. Luego de una posible salida acordada entre el Gobierno y una alianza de gremios y asociaciones, el pacto se rompió.

protestas en panamá

Foto: Twitter

LatinAmerican Post | Santiago Gómez Hernández

Escucha este artículo


Read in english: Breaking News: Panama Begins its 3rd Week of Protests

Luis Sánchez, uno de los líderes negociadores de los protestantes, dijo el mismo lunes: "Hoy rompo frente a las cámaras lo que se firmó en el día de ayer porque me debo a las bases y las bases son las que tienen el último mandato".

Lee también: La infame historia de Vuelos de la muerte: ¿por qué fueron condenados 4 exmilitares argentinos?

Sánchez, quién es dirigente docente, había llegado a un acuerdo con el Gobierno de Laurentino Cortizo el domingo pasado. Ambas partes habían acordado bajar el precio de los combustibles y el levantamiento de los bloqueos en las carreteras que lleva dificultando la conectividad en el istmo.

A pesar de que el acuerdo acordaba bajar el precio del galón de gasolina a 3,25 dólares y una posible reducción en la canasta básica y de medicinas, muchos otros manifestantes alertaron no estar de acuerdo con la negociación, lo que obligó a Sánchez a rechazar el mismo acuerdo que él había firmado horas antes. No obstante, la promesa del Gobierno de reducir el precio a 3,25 dólares por galón, ya se había empezado a aplicar en varias regiones del país centroamericano

Las manifestaciones que llevan más de 2 semanas aglutina a diversos sindicatos, gremios y comunidades indígenas del país. Dentro de este gran sector están profesores, campesinos, trabajadores de la salud, entre otros grupos.

Además de la reducción del precio de la gasolina, los protestantes también piden una política de generación de empleo, reducción de salarios altos dentro del sector público y que se eliminen privilegios de funcionarios, entre otras peticiones.