Aseel Al-Hamad y la Fórmula 1 dan un mensaje de igualdad al mundo del automovilismo

La piloto saudí tomó el volante de un coche de F1 para celebrar el levantamiento de la medida que le prohibía conducir a las mujeres en su país natal 

Aseel Al-Hamad y la Fórmula 1 dan un mensaje de igualdad al mundo del automovilismo

Aseel Al-Hamad es una piloto de carreras, administradora de empresas y diseñadora de interiores saudí. Al-Hamad también es miembro de la Federación Automovilística de Arabia Saudita y representante de la Comisión de Mujeres para el Deporte de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo). La saudí es una piloto ejemplar a nivel mundial. Sin embargo, nunca había podido conducir en las calles de su país natal. ¿Por qué sucedía esta increíble e irónica situación?

Read in english: Aseel Al-Hamad and Formula 1 give a message of equality to the motorsport's world

La celebración de Aseel Al-Hamad y la Fórmula 1

Aseel Al-Hamad, al igual que millones de mujeres saudís, no podía conducir por las calles de Arabia Saudita, pero ahora, con el levantamiento de la prohibición en el país árabe, Aseel Al-Hamad celebró dicho hito con la Fórmula 1. La piloto saudí condujo un Lotus Renault E20 2012 de la F1 en el Circuito Paul Ricard momentos antes de que se disputara el Gran Premio de Francia el pasado 24 de junio de 2018, mismo día en el que la prohibición fue levantada.

 

 

“Conducir un coche de Fórmula 1 era algo más allá de mis sueños, algo que nunca pensé que fuera posible. Es un honor haber llevado el Renault Sport Formula One Team E20 ante la multitud que asistía al Gran Premio de Francia”, afirmó Aseel Al-Hamad en declaraciones concedidas a la página web oficial de Renault.

“Espero que haberlo hecho en el día en el que las mujeres pueden conducir por las carreteras de Arabia Saudita demuestre que todo se puede lograr si uno tiene la pasión y el espíritu para soñar”, añadió Aseel Al-Hamad en el mismo comunicado de la escudería francesa.

Jaguar se unió a la celebración y la FIA asegura más igualdad

La mundialmente conocida marca de autos, Jaguar Cars, lanzó un video el mismo 24 de junio con Aseel Al-Hamad. En este, la piloto saudí conducía por primera vez en un circuito de Arabia Saudita para celebrar el levantamiento de la prohibición en su país. “¡Qué día tan emotivo! Conducir por primera vez en mi tierra natal. Mira lo que hice en un Jaguar FTYPE para celebrar que las mujeres en Arabia Saudita obtuvieran el derecho a conducir”, escribió la piloto saudí en su cuenta de Instagram, añadiendo el mencionado video de Jaguar.

 

 

Por otra parte, Michéle Mouton, presidenta de la Comisión de Mujeres en el Deporte de la FIA, aseguró que desde la entidad trabajarán incansablemente por la igualdad de género en los deportes de motor. ”La Comisión de Mujeres en el Automovilismo de la FIA se dedica a promover oportunidades en todas las formas de actividades de deportes de motor, pero también a promover la igualdad entre homólogos masculinos y femeninos en la gran industria automotriz y en las carreteras. Para hacerlo, trabajamos en estrecha colaboración con todas las federaciones deportivas nacionales para mejorar el acceso a nuestro deporte”, afirmó Mouton en declaraciones recogidas por la página web oficial de Renault.

Quizá te interese leer: La piloto colombiana Tatiana Calderón podría ser la primera latinoamericana en Fórmula 1

Aseel Al-Hamad no solo se ha convertido en la cara de la igualdad saudí en la Fórmula 1, también se ha unido a un extraordinario grupo de mujeres pilotos que son un gran ejemplo de tenacidad, destreza y éxito femenino. Pilotos como:

  • La colombiana Tatiana Calderón

  • La venezolana Milka Duno

  • La británica Divina Galica

  • La sudafricana Desiré Wilson

  • La francesa Michéle Mouton

  • Las italianas Giovanna Amati, Lella Lombardi y Maria Teresa de Filippis

Ellas son solo algunas de las representantes que han demostrado que las mujeres no tienen límites ni barreras que las puedan detener.  

Ardua lucha para conducir en las calles de su país

Arabia Saudita es uno de los países más respetuosos de la ley islámica, o la Sharia como también es conocida, por lo que el cumplimiento de esta ley es primordial. La ley islámica tiene varias restricciones para las mujeres, pues según estos estatutos las mujeres les deben extrema obediencia a los hombres, así como también deben cumplir un reglamento de vestimenta. De incumplir dichas normatividades, las mujeres son duramente castigadas según la Sharia.

Debido a tanta falta de libertades, las mujeres saudís se han manifestado en incontables oportunidades y han creado diferentes movimientos sociales para luchar por cada uno de sus derechos. Uno de los ejemplos más destacados es el movimiento "Women2Drive”, del cual muchas mujeres activistas siguen encarceladas según ABC News. Arabia Saudita poseía la única prohibición a nivel mundial sobre mujeres conductoras, por lo que era de gran importancia levantar dicha violación de libertades.

Varias mujeres del “Women2Drive” se manifestaron por más de tres décadas, logrando resultados recientemente. El rey Salmán, impulsado por su hijo, el Príncipe Heredero Mohammed bin Salmán, anunció el pasado 26 de septiembre de 2017 que levantaría la prohibición de mujeres conductoras y empezaría a entregar licencias de conducción a mujeres sauditas desde mediados del 2018, lo cual se cumplió el pasado 24 de junio, según explicó el periódico británico The Guardian.

 

 

Este es un paso de gran relevancia para las mujeres sauditas, pues no solo significa que pueden conducir por las calles de su propios país, también significa la creación de un precedente en el país árabe que sirve como ejemplo e inspiración para seguir luchando por más derechos, más libertades y más independencia.

 

LatinAmerican Post | Javier Aldana
Copy edited by Marcela Peñaloza

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…