4 razones para empezar a meditar

Meditar trae muchos beneficios para la vida diaria y Latin American Post te cuenta las 4 razones principales para practicarla

4 razones para empezar a meditar

Si bien la meditación surge como una práctica asociada a religiones orientales como el hinduismo, budismo y el taoísmo, con el paso de los años ésta se ha desligado de las religiones y se ha adaptado a diferentes estilos de vida. Por tanto, si eres creyente de alguna religión que no tiene nada que ver con la cultura oriental, puedes adaptar esta práctica dentro de tu vida sin que esto implique cambiar tus creencias.

Actualmente existen cientos de tipos o maneras de meditación, como la meditación con mantras, respiración, visualizaciones, mindfulness, etc. De esta manera, si estás empezando a meditar o quieres intentarlo, puedes darles la oportunidad a varios métodos para ver cuál es el ideal para ti.

Así las cosas, la meditación es una práctica que trae muchos beneficios para la vida diaria de quienes la practican. A continuación resumiré los 4 beneficios principales.

1. Disminuye los niveles de estrés, ansiedad y depresión: hoy en día vivimos en un mundo agitado que no da espera de nada y cada vez es más común que las personas se sumerjan en este agite y padezcan estrés. Como todos sabemos, el estrés está asociado con todo tipo de enfermedades y lo ideal es reducirlo. La meditación, por su parte, es una práctica que desarrolla la habilidad de permanecer aquí, en el presente como observadores de nuestra existencia y esto reduce el estrés y la ansiedad que produce la rutina pesada. Nos permite apreciar cada segundo y tomar con tranquilidad las cosas fáciles y difíciles como llegan.

Estos efectos han sido estudiados desde la psicología y sus resultados son tan buenos que hoy en día existen tratamientos para personas que sufren de ansiedad y estrés que usan como herramienta la práctica de meditación y yoga, que, si bien son diferentes, están estrechamente ligadas desde sus inicios.

2. Mejora la salud física en general: la práctica constante de la metidación regula el sistema respiratorio, oxigena el cuerpo cuando se encuentra bajo presión, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares y ayuda a regularizar el sueño, logrando así un gran efecto sobre la salud física de quienes la practican.

3. Aumenta la felicidad: la meditación de cierta manera nos ayuda a conectarnos con nuestro interior, a escuchar esa voz de la intuición que muchas veces ignoramos y así a conectarnos con la esencia de lo que somos. Desde que estemos conectados con nuestra esencia, cambiamos la percepción de nuestras vidas, la forma en que reaccionamos a las situaciones que se presentan, empezamos a hacer actividades que nos hacen más felices y a llenar a nuestro entorno de tranquilidad. Todo lo anterior, en conjunto, nos lleva a sentirnos más felices en el día a día.

4. Mejora la inteligencia emocional: Como lo mencioné antes, la meditación nos ayuda a tomar las situaciones que se presentan en la vida con mayor tranquilidad, asimismo, nos ayuda a ser menos reactivos y a aprender a tener el control o un mejor manejo de nuestras emociones. Gracias a esto, podemos responder de manera adecuada en situaciones que están fuera de nuestro control.

Con esto en mente, ¿qué estás esperando para iniciar?

 

Latin American Post | Laura Vargas

Copy edited by Laura Rocha Rueda

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…