Resultados de la cumbre de la Alianza del Pacífico

Cumbre de la Alianza del Pacífico

La última cumbre de la Alianza del Pacífico (AP), celebrada en Cali, Colombia durante el mes de junio, nos ha dejado con un irrefutable mensaje de que México, Colombia, Chile y Perú están inmersos en el proyecto de integración, que ya no sólo se encuentra confinado al territorio latinoamericano y que podría cambiar la cara de la región entera.

Como el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha señalado, “la integración ya no es una simple aspiración”, y es que la Alianza ya ha logrado permanecer de pie a pesar de los constantes cuestionamientos hacia el libre comercio, los mercados abiertos y la movilidad de personas. Ha logrado también que el bloque de integración y cooperación latinoamericano pueda ampliar su relación económica con otros países que tendrán carácter de Estados asociados, como lo serán Canadá, Australia, nueva Zelanda y Singapur.

Este nuevo mecanismo de cooperación que incluye a países asociados, no sólo repercutiría positivamente en los flujos comerciales y económicos de los Estados miembro, sino que es un contundente mensaje de fortaleza hacia otras alianzas económicas latinoamericanas como Mercosur, que se han destacado por las barreras proteccionistas que han implementado y por dificultar el desarrollo del intercambio comercial en la región.

El contar con socios del otro lado del Pacífico es un respiro para miembros como Chile y Perú, quienes se han visto afectados por el proteccionismo de sus vecinos.

A su vez, la integración trasciende más allá de lo económico, permeando en temas sociales y culturales. Si bien ya existían programas de movilidad en trabajo y estudios para los ciudadanos de los países miembro, la AP tiene planes mucho más elaborados en mente.

Durante la cumbre se ha reforzado la cooperación académica entre más de cien universidades del bloque, con lo que no sólo buscan mejorar los mecanismos de generación de conocimiento y el intercambio de ideas y experiencias, sino que buscan ahondar en la integración cultural y social de los ciudadanos fomentando el libre movimiento entre los territorios de los Estados miembro y generar una consciencia de identidad conjunta.

En otros ámbitos los planes también se muestran ambiciosos. En materia fiscal se ha acordado anular la doble tributación de los ciudadanos ante sus gobiernos, que significa, a grandes rasgos, que éstos puedan moverse entre los cuatro países bajo los mismos estándares en materia tributaria.

A su vez, los gobiernos de la Alianza del Pacífico buscan crear misiones diplomáticas conjuntas y un mismo pasaporte para todos los miembros, lo cual no sólo facilitaría la movilidad entre los territorios, sino que sirve como una herramienta para que la identidad de la Alianza del Pacífico no sea percibida sólo en los países miembro, sino desde el exterior.

Los jefes de Gobierno y ministros de México, Colombia, Chile y Perú han refrendado en esta última cumbre su compromiso en hacer de este bloque mucho más que una red que busque facilitar los negocios y la competitividad de las economías de los miembros, sino una alianza que permanece firme a sus principios de integración y apertura económica.

LatinAmerican Post | Paola Pabello
Copy edited by Susana Cicchetto

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…