"Paradise Papers": ¿Qué pasa en América Latina?

La filtración también afecta a la región

Read in English: "Paradise Papers": is Latin America involved?

El capítulo más reciente de filtraciones hechas por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) se llama Paradise Papers. En este se pone a la luz millones de dólares que se mueven en los paraísos fiscales y que involucran a personalidades públicas, así como compañías enteras. La filtración suma más de 13 millones de documentos, principalmente del bufete de abogados Appleby, que cuenta con su casa matriz en las Islas Bermudas y que se fundó hace aproximadamente 119 años. El otro bufete involucrado es Asiacity Trust, que tiene sede en Singapur, pero filiales en las Bermudas, Islas Caimán, el Líbano y Malta.

Cantantes como Bono o Madonna y funcionarios del entorno del presidente estadounidense Donald Trump y el primer ministro de Canadá Justin Trudeau se han visto salpicados. Latinoamérica claramente no fue la excepción.

En Latinoamérica, los Paradise Papers han salpicado a diferentes personalidades. En Argentina, el más nombrado es el actual ministro de Finanzas Luis Caputo. Al ministro se le relaciona con una gerenciadora de fondos de la cual fue administrador. Caputo se defiende diciendo que solo fue administrador y nunca tuvo participación directa en la empresa.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos ha sido involucrado con los documentos, pues su nombre aparece como director de dos empresas con sede en Barbados. Santos ha manifestado que participó en dichas compañías por su interés en el tema de educación, pero que nunca aportó un peso a estas.

En el caso de México, los involucrados son empresarios, incluyendo la participación del magnate Carlos Slim. Sin embargo, no hay nada ilegal en sus movimientos, pues Slim usó Appleby para establecer una compañía en las Islas Caimán con el fin de poder ser un punto neutral para conectar todas sus empresas.

Venezuela, Costa Rica, Perú, El Salvador y Chile también aparecen en los papeles, pero sobresalen por empresas que tienen compañías filiales en paraísos fiscales, pero no por movimientos indebidos sino por facilidad para realizar transacciones. Solo Venezuela llama la atención pues la empresa involucrada es PDVSA; esta realizó contratos con la Naviera Navigator Holdings, la cual ha involucrado al Secretario de Comercio de Estados Unidos.

Para Lucas Chancel, codirector del Laboratorio de Desigualdades Mundiales de la Paris School of Economics, afirma, “todo el mundo, en efecto, tiene derecho a crear una empresa offshore, siempre y cuando se declaren los beneficios. Normalmente, este tipo de sociedades se crean en Estados con una baja fiscalidad, conocidos como paraísos fiscales”.  Otro abogado, Jack Blum, quien ha trabajado para el congreso de Estados Unidos, declaró que, si bien Appleby ha demostrado que no hay movimientos indebidos, “sí comprometió la privacidad de sus clientes con las filtraciones y ahora estos personajes tendrán que pensar dos veces con quien establecer conexiones fiscales”.

 

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Susana Cicchetto  

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…