La Controversia Verde en Estados Unidos

Una contienda de opinión pública se ha despertado entre la ley federal y la sociedad norteamericana

La Controversia Verde en Estados Unidos

La legalización de la marihuana es un tema que siempre ha despertado polémicas entre los gobernantes y las sociedades. Innumerables argumentos y oposiciones salen a la luz cada vez que se da la aprobación del cannabis o incluso si se hace el intento de hacerlo.

En Estados Unidos, se ha despertado una contienda de opinión pública entre la ley federal y la sociedad. Pues a pesar de haber aprobado el pasado 1 de enero de 2018 el uso recreativo de esta yerba en California, uno de los estados más poblados y con mejor economía en el país, tres días después la ley federal alzó su mano oponiéndose rotundamente.

El Departamento de Justicia, encabezado por el fiscal general Jeff Sessions, emitió un comunicado en el que encargó a los fiscales de toda la nación hacer cumplir la ley federal sin excepción. Continuando con los principios establecidos por la Ley de Sustancias Controladas emitida durante el Gobierno de Richard Nixon en 1970 (Comprehensive Drug Abuse Prevention and Control Act of 1970), en el que la importación, fabricación, distribución y posesión de ciertas drogas son reguladas por el Gobierno Federal de Estados Unidos.

Sin embargo, a pesar de que Sessions acomodó una agenda en el Departamento de Justicia de acuerdo a las prioridades del Gobierno de Donald Trump referentes a inmigración, drogas y otros temas, muchos aseguran que los cambios específicamente a la marihuana reflejan sus propios intereses.

¿Cuánto durará la fiesta verde?

Ya son 29 de los 50 Estados de la nación que le han dado el visto bueno al uso medicinal de la marihuana, a pesar de que la agencia federal de medicamentos rechazó la idea de denominarla como una droga medicinal. Algunos de esos 29 Estados, entre ellos Colorado, Washington, Maine, Nevada, Oregón, Alaska y ahora California permiten la venta y el consumo recreativo de esta yerba.

Además, el negocio del cannabis ha recaudado millones de dólares donde las ganancias obtenidas en sus impuestos han financiado programas educativos y fuerzas de orden. Según la revista estadounidense Popular Science, en Denver, la ciudad más grande del Estado de Colorado, se ha demostrado que los homicidios han disminuido un 5% durante los primeros cuatro meses posteriores a la legalización.

A pesar de ello, aunque poco se conoce sobre la posición de Trump acerca del uso de la marihuana, Sessions anulará la norma que Obama anunció en 2013 donde no se impedía la legalización en los estados, siempre y cuando sus respectivas autoridades frenaran la movilización de esta droga a los demás territorios en los que aún no es legítima, cayendo en manos de criminales y menores de edad. Pues el Departamento de Justicia catalogó esta nueva decisión como “una vuelta al cumplimiento de la ley, a la confianza y el control local de los fiscales generales”.

Sin duda, este nuevo comunicado dio paso para que ciertos gobernadores reaccionaran al respecto. Cory Gardner, senador republicano de Colorado publicó en su cuenta de Twitter que el Departamento de Justicia “ha pisoteado la voluntad de los votantes" debido a que la decisión del fiscal general refuta las declaraciones manifestadas durante la campaña electoral de Trump en el 2016 en la que aseguró que la reglamentación de la marihuana sería determinada por sus respectivos estados.

Finalmente, pese a todos estos argumentos y oposiciones, que para unos divierte y alivia,  y para otros es un riesgo de salud pública que amenaza la seguridad de todos, ¿Qué pasará al respecto? ¿Cuál será el final de esta polémica verde?

 

 

Latin American Post | Julieth Gutiérrez

Copy edited by Susana Cicchetto  

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…