fbpx

¿A qué se debe la mala fama de las ICO’s?

La feroz batalla en el mundo de las criptomonedas

¿A qué se debe la mala fama de las ICO’s?

Read in English: Why is ICO becoming a bad word?

Bitcoin es la criptomoneda más conocida hasta el momento. Esta opera bajo el sistema Blockchain, que es considerado como el próximo gran disruptor para la economía, las leyes e incluso la música, de acuerdo a Harvard.

En el mundo de las criptofinanzas, una ICO significa Initial Coin Offering u Oferta Inicial de Moneda en español. La primer criptomoneda fue la Bitcoin y luego siguió Etherum. Hoy muchas más ICO’s han sido emitidas.

Adshares, Tripally, GlobalB2B Services Exchange, BitBoost and TokenStars son solo 6 de las 39 ICO’s activas en www.ico-list.com. Adicionalmente, existen otras 24 emisiones dirigidas a empezar pronto y 58 ya han expirado. La competencia por ser la criptomoneda del futuro es feroz.

La teoría económica actual sostiene que una vez un mercado es descubierto, un gran flujo de jugadores entrará al mercado hasta que no haya más dinero que repartir entre los oferentes. Ese punto no ha llegado, incluso luego de que 3.8 billones de dólares se hayan invertido en ICO’s.

Leer También: Autoridades económicas del mundo en contra de la Bitcoin

Una perspectiva legal sugeriría a los potenciales inversores mantenerse precavidos sobre la situación a saber que los grandes países no han emitido regulaciones claras y que existen serios riesgos sobre la viabilidad en el tiempo de muchas ICO’s que hoy operan. La turbulencia económica y legal alrededor del bitcoin crea un ambiente riesgoso.

Business Insider señaló que la mayoría de ICO’s proviene de quienes se hicieron millonarios en el auge de la Bitcoin. Latin American Post encontró que quien compró una Bitcoin el 13 de noviembre de 2011 pagó 2.22 dólares por cada una y que la pudo haber vendido el 2 de septiembre de 2017 por 4969.19 dólares. Es decir que quien invirtió 100 dólares en el momento inicial recibiría 496,690 dólares en el final.

Quien invirtió 500 dólares en el inicio del apogeo por la Bitcoin, hoy en día es millonario; es de esperarse que quien haya hecho tal cifra de dinero no espere ganar menos en el futuro.

Así, en vez de poner su dinero en una cuenta de ahorros y esperar a que los impuestos socaven lentamente su fortuna, un millonario de la Bitcoin decide invertir en su propia criptomoneda como un seguro para no pagar impuestos y diversificar sus inversiones.

Al final, la lucha de las ICO es una batalla humana como cualquier otra. En las criptofinanzas una compañía se valora en la medida que cuente con un equipo fuerte, que esté conectada al medio, que muestre transparencia, que tenga un servicio claro, que provea liquidez, que se haya construido con código de calidad y que sepa diferenciarse de la competencia.  

Enormes beneficios se ofrecerán a quienes quieran invertir su dinero en una ICO. Sin embargo, al final todo podría ser una cortinilla de humo a menos que exista confianza en quien ofrece la inversión.

 

Latin American Post | David Eduardo Rodríguez Acevedo

Copy edited by Susana Cicchetto

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…