fbpx

Pyeongchang 2018: Victoria de la diplomacia Olímpica

Como una vez dijo Mandela, “Los deportes tienen el poder de cambiar el mundo"

Pyeongchang 2018

Lo que hasta hace meses era considerado imposible, debido a las constantes amenazas bélicas por parte de Corea del Norte a través de su máximo líder Kim Jong-un, este martes se logró: una importante e histórica reunión entre las dos Coreas, en la que se discutió una tregua y desmilitarización de la frontera en el marco de los venideros Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018, a desarrollarse entre los días entre el 9 y el 25 de febrero del presente año, ubicada al norte de Corea del Sur.

Sin embargo, la noticia que más destacó de esta reunión fue el anuncio de participación por parte de Corea del Norte con una delegación de atletas de alto nivel en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno organizados por el país vecino. Esta reunión con funcionarios de alto nivel por ambas naciones es la primera en más de dos años, realizada en la llamada “Villa de la Paz” o Panmunjom, ubicada en la Zona Desmilitarizada en la frontera.  

Dicha delegación norcoreana incluirá, además de los atletas, oficiales, delegados del Comité Olímpico Norcoreano, attachés, artistas, observadores, periodistas, un equipo de demostración de taekwondo y un grupo de seguidores que auparán a su delegación.

En esta reunión, la delegación surcoreana ha puesto en la mesa varias propuestas para ser consideradas por Corea del Norte:

  • La marcha conjunta entre ambas delegaciones de atletas en la ceremonia de apertura de los juegos.
  • Una posible reunión entre miembros de las familias separadas luego de la mítica Guerra de Corea, en el período de la fiesta del Nuevo Año Lunar, el cual cae a mitad del desarrollo de los juegos.
  • La consideración por parte de Corea del Sur, con la coordinación de Las Naciones Unidas, levantar temporalmente las sanciones contra los del norte para facilitar la participación en los mencionados juegos.
  • Uno de los tópicos más sensibles fue retomar las negociaciones acerca del programa nuclear de los norcoreanos.

Todo lo mencionado anteriormente se encuentra a la espera de la respectiva evaluación y pronta respuesta de la delegación de Corea del Norte.

A pesar de la noticia positiva en cuanto a la participación de Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno, existe escepticismo por parte de otros sectores tanto dentro de Corea del Sur como actores internacionales, en especial Estados Unidos. Muchos ven esta ofrenda de paz temporal ya que pudieran volver las amenazas y posible conflicto armado por parte de los norcoreano. Los norteamericanos mantienen una postura cautiva y ven con ojo crítico esta acción como un intento de dividir la actual alianza entre ellos con Corea del Sur.

Hasta el momento, del lado deportivo, sólo han clasificado dos atletas norcoreanos al evento, mientras que el resto espera por una posible “wild card” por parte del Comité Olímpico Internacional (COI) para una posible participación de mayor cantidad de atletas, en virtud que para algunos pasaron sus períodos de clasificación. La actuación del COI en este período tan tenso de negociaciones es vital.

Cabe recordar que Corea del Norte no participó en los Juegos Olímpicos de Verano en Seúl en el año 1988, mientras que sí participó en otros eventos del Olimpismo.

Nelson Mandela una vez dijo: “Los deportes tienen el poder de cambiar el mundo", de la misma manera acotó: “El deporte tiene el poder de inspirar. Tiene el poder de unir a la gente como pocas cosas lo tienen. El deporte puede crear esperanza donde alguna vez hubo solo desesperanza. Es más poderoso que el gobierno para romper barreras raciales”, todo esto luego de la organización del Mundial de Rugby en Sudáfrica en el año 1995 y sirvió para unir dicha nación africana bajo una misma bandera luego de décadas bajo la mano opresora del “Apartheid”.

Esta reunión que se está llevando a cabo no puede pasar desapercibida en los libros de historia de la diplomacia olímpica, el deporte ha sido herramienta de paz y trasciende por encima de la política y diferencias. Esperemos que posterior a los Juegos Olímpicos de Pyeongchang pueda prevalecer la humanidad por encima de la violencia y las diferencias.

 

Latin American Post | Gabriel Moros

Copy edited by Laura Rocha Rueda