fbpx

¿Cómo ejercitarse para evitar el envejecimiento cardíaco?

Según la Organización Mundial de la Salud anualmente mueren más 17,5 millones de personas en el mundo debido a problemas cardíacos

¿Cómo ejercitarse para evitar el envejecimiento cardíaco?

Con el paso del tiempo las personas van envejeciendo y a su vez presentando algunos trastornos en la salud. Uno de los trastornos más recurrentes en la ciencia médica son los problemas cardíacos. Cuando el ser humano supera los 50 años, debe tener en cuenta que su corazón se va poniendo más lento y si no se hace un diagnóstico, las consecuencias pueden llegar a ser letales. Sin embargo, un estudio llevado a cabo por cardiólogos de UT Southwestern y Texas Health Resources, en Estados Unidos, asegura que el ejercicio puede restablecer el daño a los corazones que envejecen y logran evitar los peligros que de él deriven en un futuro.

El ejercicio trae múltiples beneficios para el corazón y lo que recomiendan los cardiólogos es que se inicie este proceso antes de los 65 años, pues en las investigaciones realizadas por el Instituto de Medicina del Ejercicio y del Medio Ambiente, que es una colaboración entre Texas Health Resources y la University of Texas Southwestern, se encontró que justo en esa edad el corazón retiene plasticidad y capacidad de remodelación.

¿Qué hábitos de ejercicio debe seguir para que el corazón se mantenga en forma?

Los especialistas en el tema afirman que lo más recomendable para mantener un corazón sano y reducir los riesgos de infarto, es adquirir una rutina de ejercicios de cuatro a cinco veces por semana con sesiones de treinta minutos. Las actividades que sugieren para realizar un buen ejercicio son: hacer aeróbicos, jugar tenis, caminar, montar bicicleta, ir al gimnasio, entre otras.

Los estudios han demostrado que convertir el entrenamiento en una costumbre en nuestra cotidianidad permitirá que se disminuya la rigidez del músculo en el ventrículo izquierdo del corazón, pues allí es donde comienza a endurecerse, aumenta la presión muscular y la cámara disminuye el relleno de sangre. Por ende, el bombeo poco a poco se detiene. A partir de este punto inician los problemas cardiacos.

Ejercitarse de esta manera ayudará a que el corazón pierda esa rigidez que ha adquirido en aquellas personas que han llevado una vida sedentaria. De ese modo, la funcionalidad de este importante órgano volverá a su estado normal y hará que su vida mejore de forma considerable. Así que todos los seres humanos no tendrán excusas para cuidar su salud, pues el hábito es simple y lo único que se necesita es voluntad, disciplina y compromiso para desarrollar una rutina deportiva y poder vivir tranquilamente unos años más.

 

Latin American Post | Brandon Martínez

Copy edited by Laura Rocha Rueda