fbpx

Aumentó el desempleo en Colombia

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) publicó su informe de desempleo: Colombia ocupa el segundo lugar en la región, solo detrás de Venezuela

Aumentó el desempleo en Colombia

El DANE reveló la cifra de desempleo en Colombia durante el 2017, la cual registró un aumento del 0,2 %, situándose así en 9,4 %. Muy cercana a su similar de 2016, que fue de 9,2 %. Similar entre los dos meses de diciembre, cuando la diferencia fue apenas del 0,1 %.

Algo para resaltar es que en diciembre de 2017 se registraron 22'649.000 empleados en el país —188.000 personas más ocupadas en comparación con diciembre de 2016—, y que este es el nivel más alto desde que se manejan cifras comparables. Las ramas que más contribuyeron a la generación de empleo en el último trimestre del 2017 fueron las de agricultura, transporte y construcción.

Por su parte, el ahorro en cesantías de trabajadores llegó a $ 10,5 billones en 2017.

La lucha contra el desempleo

Se destaca que la industria manufacturera tuvo una variación positiva en la población ocupada. Con esto completa 16 periodos de forma consecutiva con datos positivos de generación de empleo. El sector financiero y el de comercio, por su parte, se encuentran con variación negativa en la generación de empleo.

En cuanto a las ciudades, las tasas de desempleo más bajas fueron la de Santa Marta con 8%, seguida de Barranquilla y su área metropolitana con un 8,2 % y Bucaramanga, incluida su área metropolitana, con 8,5 %.

Caso contrario para Quibdó, Cúcuta y Armenia que tuvieron las tasas más altas de desocupación: 16,1 %, 15,9 % y 14,3 %, respectivamente. Estos datos, que nos pudieran parecer solo domésticos, no son otra cosa que uno de los cimientos del Índice de Progreso Social en el que Colombia se ubica en una zona intermedia y en el que está en ascensión, según lo afirmó el ente medidor.

Índice de progreso social

El Índice de Progreso Social fue creado para medir el éxito de los países más allá de indicadores económicos como el PIB per cápita.  Se trata de la satisfacción de las necesidades básicas —alimento, agua potable, seguridad y vivienda— para toda la población de un territorio. Se podría resumir en que se logre vivir vidas largas y sanas, proteger al medio ambiente, tener educación asegurada y de calidad, libertad y oportunidades para el libre desarrollo.

El progreso social se ha convertido, cada vez más, en un punto crítico en las agendas de los líderes de gobierno, el sector privado y la sociedad civil. Los ciudadanos ahora exigen vidas mejores, lo cual es evidente en revoluciones como la Primavera Árabe y el surgimiento de nuevos movimientos políticos inclusive en los países más prósperos.

Desde la crisis financiera de hace diez años, ha habido una creciente expectativa respecto al rol que deben jugar las empresas para mejorar la vida de sus clientes y colaboradores, y proteger el medio ambiente para todos. Este es, en resumen, el deber del progreso social porque se ha determinado que el desarrollo económico por sí solo es insuficiente.

El Índice de Progreso Social 2017 clasificó un total de 128 países. Los agrupó del más alto al más bajo dentro de seis niveles que van de Progreso Social Muy Alto a Progreso Social Muy Bajo. Colombia se encuentra en la categoría de Progreso Social Medio Alto, por debajo de Panamá, Rumania, Brasil, Bulgaria y México, entre otros, y por encima de Ecuador, Tailandia, Rusia, Sudáfrica y Túnez.

Si bien la posición que ocupa Colombia no es alarmante, las cifras de desempleo tampoco son alentadoras. Según información publicada por Colombia Reports, el país tiene la tasa de desempleo más alta de la región, solo después de Venezuela.

 

Latin American Post | Sergio Marentes 

Copy edited by Susana Cicchetto