fbpx

¿Cuáles son las naciones latinoamericanas más ricas?

Según estudios del Banco Mundial, Uruguay, Chile y Brasil son los países con mayor riqueza per cápita en la región

¿Cuáles son las naciones latinoamericanas más ricas?

El Banco Mundial publicó un reporte que analiza la riqueza de distintos países a lo largo de dos décadas. De acuerdo con el informe, las naciones más ricas de Suramérica son Uruguay, Chile y Brasil, y para los tres países la mayor parte de su riqueza proviene del capital humano.

¿Cómo se mide la riqueza?

“La riqueza cambiante de las naciones 2018” es el reporte más reciente del Banco Mundial, en el cual se analizan datos sobre la riqueza de 141 países desde 1995 hasta 2014. La institución financiera utiliza cuatro componentes cuyos valores estimados se suman para medir la riqueza de cada país. Según las definiciones del Banco Mundial, los componentes son:

  • Capital producido y terreno urbano: maquinaria, edificios, equipos, y terrenos urbanos, valorados a precio de mercado.
  • Capital natural: energía y minerales, tierras agrícolas, bosques y áreas protegidas.
  • Capital humano: el valor de las habilidades, experiencia y esfuerzo de la población activa a lo largo de su vida.
  • Activos netos externos: la suma de los activos y pasivos externos de un país, como la inversión extranjera directa y los activos de reserva.

Al sumar estos cuatro y dividir el total entre el número de habitantes de un país o región, se obtiene la riqueza per cápita. Es decir, la cantidad de riqueza que le correspondería a cada persona si esta fuera dividida de forma equitativa.

Las cifras

El Banco Mundial argumenta que la riqueza global aumentó de forma significativa, al incrementar en un 66% durante las dos décadas observadas. Si bien la riqueza total ha aumentado casi en todas partes del mundo, ese no es el caso de la riqueza per cápita. Por ejemplo, en algunos lugares de África, el rápido crecimiento poblacional ha conducido a una reducción de la riqueza por persona.

Según reportó el organismo internacional, el capital humano tiende a ser el componente de mayor peso en muchos países con niveles de riqueza considerables mientras que el capital natural representa un porcentaje mayor en economías con ingresos medianos o bajos. En el caso de Latinoamérica, como ya se ha mencionado, los países más ricos son Uruguay, Chile y Brasil. En los tres casos, la composición de la riqueza se ajusta al patrón de las naciones con ingresos altos.

Con una riqueza per cápita de $254,601 USD, Uruguay es el país más rico de la región. El 67,3% de ese valor proviene del capital humano; el 25,2% corresponde a capital producido; el 8,6% pertenece al capital natural; y un 1,2% negativo corresponde a activos financieros netos en el exterior.

En la siguiente posición, en términos de riqueza per cápita, se encuentra Chile, con $237,713 USD. De ese valor, el 58,7% proviene del capital humano; el 23,2% del capital natural; el capital producido constituye el 19%; y un 0,8% negativo corresponde a activos netos en el exterior.

El país con la población más grande de la región ocupa el tercer lugar con $ 188,88 USD per cápita. La riqueza de Brasil proviene en un 65,5% del capital humano; 19,6% del capital natural; 17% del capital producido; y activos netos en el exterior que corresponden al 2% negativo restante.

El cuarto lugar en el Cono Sur lo ocupa Venezuela, un país que a pesar de la profunda crisis que atraviesa, cuenta con una abundancia de recursos naturales. De nuevo, vale la pena recalcar que la riqueza per cápita no da cuenta de la distribución de la riqueza y por tanto no refleja la desigualdad.

Por último, el quinto país más rico de la región es Colombia que, de acuerdo con el Banco Mundial, es además uno de los líderes globales en cuanto a contabilidad del capital natural. Según información de esta institución, Colombia es uno de los primeros países que cuenta con una unidad en su departamento de estadísticas (DANE) dedicada a calcular el valor de bosques, agua y minerales.

 

Latin American Post | Paula Bautista
Copy edited by Marcela Peñaloza