fbpx

Chile: ¿Cuáles son las metas del nuevo gobierno?

Piñera concentrará su periodo en la protección de infancia y reforma de la seguridad  

Chile: ¿Cuáles son las metas del nuevo gobierno?

El lunes 12 de marzo, Sebastián Piñera inició labores como presidente de Chile. Esta se convierte en la tercera vez -no consecutiva- que el mandatario asume el cargo de máximo líder de la nación sudamericana. En el periodo que empezó a transcurrir, Piñera busca aplicar cambios en el sector económico, educativo y de pensiones. Aquí mencionamos los principales objetivos de su gobierno.

Son cinco los pilares en los que Piñera concentrará su nuevo periodo presidencial: Infancia, salud, seguridad, ambiente y disminución de la pobreza. Para alcanzarlos, el gobierno entrante asegura que tendrá que revertir los “malos números” de la administración de Michelle Bachelet para salir así del estancamiento económico que atraviesa el país y entregar su mandato con un crecimiento por encima de los cuatro puntos porcentuales.

No más muertes de niños en centros de salud

Piñera recibe la nación en medio de una crisis institucional en los servicios de infancia y salud. En los últimos años, cientos de niños han perdido la vida en centros de salud por asistencia médica precaria. De acuerdo con un reporte entregado en 2017 por la Subsecretaria de Redes Asistenciales de Chile, en 2016, casi 25 mil personas murieron mientras estaban en lista de espera en los hospitales. Es por ello que el nuevo gobierno marca como prioridad la reducción de estas cifras y la modificación de las instituciones que garanticen mejor asistencia en los servicios de infancia.

Seguridad y corrupción en las instituciones

Según indican analistas políticos, en Chile hay más de 100 agentes de seguridad de alto rango bajo investigación de la Fiscalía por corrupción. Piñera tendrá que intervenir en las instituciones policiales, generar nuevos mecanismos de control y evitar que las autoridades abusen de la fuerza, fabriquen pruebas incriminatorias falsas y vulneren los derechos de comunidades indígenas y ciudadanos.

Una nueva ley de inmigración también pretende convertirse en pilar fundamental de la política de seguridad interna en Chile durante el término presidencial que inicia Piñera. En 2013, el entonces también mandatario dejó un proyecto de ley en el Congreso para reforzar el sistema migratorio del país. Sin embargo, tal propuesta no avanzó en trámites legislativos durante el gobierno de Bachelet.

De acuerdo con un informe emitido por la Policía de Investigaciones de Chile, en 2017 al menos 1.398 extranjeros fueron obligados a abandonar el territorio debido a dictámenes judiciales o administrativos. Esta cifra representa un aumento del 32% en comparación con 2016 y podría crecer en los siguientes años, puesto que Piñera ha demostrado tener una posición crítica y restrictiva en cuanto a la entrada de inmigrantes al país y ha indicado estar dispuesto a plantear normativas que no permitan el ingreso de extranjeros con tanta facilidad.  

Pensiones justas y gratuidad educativa

La reforma en el sistema de pensiones es un tema que el mandatario tendrá que enfrentar para evitar un recrudecimiento de la crisis institucional. Las bajas pensiones, el alto número de suscritos y el aumento de la población mayor de 65 años en el país exigen la necesidad de aplicar una reforma en el Sistema Privado de la Administración de Fondos de Pensión, puesto que la presentada en el anterior gobierno fue rechazada por el Congreso. Piñera entonces tendrá que definir bajo qué fórmula se hace la reforma y si pedirá o no a las empresas mayores aportes al sistema.

El nuevo mandatario deberá garantizar los recursos para la educación gratuita sin afectar la calidad de sus instituciones educativas. Debido a la marcada oposición en el Congreso, es probable que su gobierno esté enmarcado en un discurso cercano al legado de Bachelet en materia de protección y seguridad social. Su objetivo para el final del periodo es entregar un país con un PIB elevado del 2,5% al 3,5%, disminuir la deuda pública que alcanza los 61,5 mil millones de dólares y mantener la buena calificación crediticia de la nación.

 

Latin American Post | Krishna Jaramillo

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…