fbpx

Xi Jinping, luz verde para perpetuarse en el poder

China aprueba la reforma constitucional que permite al mandatario gobernar hasta que él quiera

Xi Jinping, luz verde para perpetuarse en el poder

No hubo lugar para la sorpresa, con una abrumadora mayoría (99,8% de los votos), el Legislativo chino dio vía libre a que su presidente, Xi Jinping, alargue su mandato hasta cuando considere necesario.

Read in english: Xi Jinping, green light to perpetuate himself in power

Esta histórica decisión elimina el límite de dos mandatos de cinco años que hasta ahora tenían los presidentes del gigante asiático. Los 2.958 diputados del Partido Comunista Chino votaron y los resultados son concluyentes: 2.953 votaron “sí”, dos votaron “no”, tres lo hicieron en blanco y un voto resultó nulo.

Estos números son la muestra del inmenso poder que ha acumulado Xi Jinping en el último lustro, logrando eliminar las críticas, al menos las públicas, y llevando a China a ser la segunda potencia económica a nivel mundial, reduciendo año a año la distancia con Estados Unidos.

Sin embargo las reacciones en contra no se han hecho esperar. El profesor Willy Lam, de la Universidad China de Hong Kong, lo tiene claro: “es un golpe a las instituciones y a la reforma política. Hemos vuelto a donde estábamos al principio, a un estilo maoísta de mandato unipersonal”.

La reforma recién aprobada acaba con la era del liderazgo colectivo impulsada por Deng Xiaoping en 1982, que buscaba acabar con los excesos de la época de Mao Zedong. Los predecesores de Xi Jinping, Jiang Zemin y Hu Jintao, dejaron el poder tras dos mandatos, pero el actual Presidente ya no tendrá que dejar el cargo en 2023, como le correspondería, y muchos analistas calculan que estará hasta 2028 o incluso hasta 2033.

China justifica este cambio alegando que, además de la jefatura del Estado, existen otros dos cargos que conforman la tríada del poder en el país y no tienen límite en la duración de los mandatos – la presidencia del Comité Militar Central y la Secretaría General del Partido Comunista de China- por lo que se ha decidido equiparar los tres poderes.  Los defensores de esta medida entienden que el actual mandatario necesita más tiempo para ejecutar los ambiciosos planes económicos que tiene para el país y que están bajo su visión de un “Sueño Chino” que se haga realidad a mediados de siglo.ç

El apoyo oficial a esta extensión indefinida del mandato de Xi Jinping contrasta con las críticas de un sector de la población, que han inundado las redes sociales, siendo rápidamente eliminadas por la maquinaria de censura del Gobierno. De hecho, estas plataformas se han llenado de memes en el que el humor negro ha sido el protagonista. Muchos usuarios se preguntaban por la identidad de los seis rebeldes que no votaron “sí” a esta reforma y por la suerte que correrían si se descubre quienes son, aunque se supone que el voto es absolutamente secreto.

Xi Jinping ve así cumplido su objetivo de extender su poder en el tiempo. El mandatario agrandó su figura al liderar una intensa campaña contra la corrupción dentro del Partido Comunista, y que supuso la destitución de más de 1,5 millones de cargos públicos, así como la de algunos de sus principales enemigos políticos. Si esta medida fue aplaudida, su persecución a líderes de los derechos civiles ha sido rechazada por la comunidad internacional.

Ahora queda por ver si esta decisión permite al mandatario situar a China como primera potencia mundial.

 

Latin American Post | José María González Alonso

Copy edited by Laura Rocha Rueda