fbpx

 

 

Logros y retos para la igualdad de género en Latinoamérica

Se han dado pasos importantes, pero aún falta mucho para la equidad de género en la región

Logros y retos para la igualdad de género en Latinoamérica

Read in english: Achievements and challenges for gender equality in Latin America

Las desigualdades de género son una problemática profundamente arraigada y presente a nivel mundial según el informe Igualdad de género en la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un estudio realizado por ONU mujeres que se enfoca en analizar la equidad de género con relación a los Objetivos Del Milenio (ODM). Los resultados muestran que de los 17 ODM que conforman la agenda, existen manifestaciones de desigualdad de género relacionadas con cada una de las dimensiones.

Pero hay una noticia positiva en el caso de América Latina: la equidad de género se encuentra más cerca que en el resto de las regiones mundo consideradas en vía de desarrollo.

El 70% de la brecha está cerrada, e incluso, en algunos países, las estadísticas muestran el cierre total de la brecha de género en materia de escolarización.

La autora principal del reporte y jefe de la sección de Investigación y Datos de ONU Mujeres, Shahra Razavi, explicó que Latinoamérica y el Caribe experimentan el más alto incremento en términos de empleo y participación femenina en la fuerza laboral reportado en las regiones en desarrollo durante la última década.

Aspectos positivos 

El indicador que experimenta mayor crecimiento en América Latina es la del empoderamiento femenino, caracterizado no solo por el empleo y la participación femenina en la fuerza laboral, sino también por la escolarización. Uno de los países que figuran como líderes de la región es Uruguay, gracias a sus programas de implementación de servicios de educación, capacitación y puestos de trabajo.

Durante los últimos 20 años, América Latina ha sido pionera en el liderazgo de la mujer en el sector público, y eso se refleja en el hecho de haber sido la primera en aprobar una ley nacional de cuotas para incrementar el número de mujeres en el poder legislativo, la única región del mundo que ha contado con seis jefas de Estado ejerciendo el poder simultáneamente y, actualmente, la segunda región con mayor porcentaje de parlamentarias, como lo registra el diario El País.

Las iniciativas de paridad de género, alianzas público-privadas promovidas por el Banco Interamericano de Desarrollo y el Foro Económico Mundial, que comenzaron en Chile y se replicaron en Argentina, Panamá y Perú, tienen mucho que ver en este liderazgo, pues gracias a ellas se ha logrado impulsar la participación laboral de las mujeres y su liderazgo en la toma de decisiones. 

Aspectos negativos

Sin embargo, la revolución de la mujer en la región y los aspectos positivos que han logrado, se ven opacados por otros aspectos: la violencia contra la mujer, la desigualdad salarial y las altas tasas de embarazo adolescente están en incremento.

Así como la escolarización y el empoderamiento laboral son características reconocidas en las mujeres de la región, la violencia, el miedo, el ganar menos que los hombres y el ser madre demasiado joven también lo son. América Latina es la región que presenta una de las tasas más altas de mujeres que dan a luz entre los 15 y los 19 años, solo superada por África Subsahariana; 63 de cada 1.000 nacimientos son de adolescentes, con números más altos en Centroamérica y el Caribe, y la maternidad temprana es 5 veces mayor que la paternidad temprana. Además, es la región con la tasa más alta de feminicidios.

Y esa es la gran deuda de Latinoamérica con la mujer: la violencia de género. De acuerdo con ONU Mujeres, de los 25 países con las tasas más elevadas de feminicidios, 14 están en la región y se estima que 1 de cada 3 mujeres mayores de 15 años ha sufrido violencia sexual, lo que alcanza la categoría de epidemia según la Organización Mundial de la Salud.

Pero, aunque las cifras son dolorosas, los países han logrado grandes avances. 24 de los 33 países de América Latina y el Caribe ya cuentan con leyes contra la violencia doméstica, y 9 países han sancionado leyes que tipifican una variada gama de expresiones de violencia contra las mujeres, tanto en el ámbito privado como público.

Países como México tienen campañas como "Hazme el Paro", con las que buscan prevenir la violencia y el acoso hacia las mujeres en el transporte público, y Colombia tiene campañas como "Ni con el pétalo de una rosa" que buscan eliminar la violencia contra la mujer en general.

La igualdad de género es cada vez más una prioridad en las agendas de los gobiernos, que finalmente comienzan a entender que el cierre de la brecha es un factor fundamental para acelerar y alcanzar el cumplimiento no solo de la Agenda 2030, sino de un futuro sostenible. 

 

Latin American Post | Camila González C.

Copy edited by Paula Bautista

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…