fbpx

Nueva reconversión monetaria en Venezuela

El bolívar deja de ser fuerte para convertirse en soberano

Nueva reconversión monetaria en Venezuela

Read in english: New monetary reconversion in Venezuela?

Durante los últimos años, el gobierno venezolano ha aplicado diferentes estrategias para contrarrestar la hiperinflación, sin lograr resultados positivos y, por el contrario, haciendo más grave la situación.

Según el economista y director de Econanalítica, Asdrubal Oliveros, la inflación ronda el 2% diario. La inflación acumulada del mes de enero fue de 84,2%, y la tasa de inflación anualizada entre enero del 2017 y enero del 2018 fue de 4.068%.

Además, el dinero en efectivo no ha logrado seguirle el paso a la inflación, y por ende no hay suficiente dinero circulante. Como resultado, tras la llegada de los nuevos billetes en 2017, surgió un nuevo negocio ilegal: la venta del efectivo. Se vende al 50, al 80, o incluso hasta al 150%. En consecuencia, este nuevo negocio generó que en Venezuela todo tenga dos precios; el precio en efectivo y el precio con tarjeta o transferencia.

La nueva medida

A través de una cadena nacional, el ejecutivo anunció la última estrategia para garantizarle a los venezolanos las actividades comerciales y monetarias: El bolívar soberano. Esta medida pretende combatir la voraz inflación que según el presidente Nicolás Maduro no ha sido el fruto de políticas económicas erradas sino de la "guerra económica" que atribuye a otros gobiernos.

Esta reconversión monetaria se presenta en el marco de unas elecciones en las que uno de los principales rivales electorales de Maduro, Henri Falcón, aboga por la adopción del dolar como medida ecónomica para acabar con la que ha sido denominada la mayor inflación del mundo.

La medida consiste en:

1. Cambiar el nombre de la moneda. El Bolívar Fuerte dará paso al Bolívar Soberano.

2. Eliminar tres ceros de la moneda.

3. La Impresión de un nuevo cono monetario. 8 tipos de billetes y dos monedas; los billetes tendrán las denominaciones de: Bs.2, Bs. 5, Bs. 10, Bs. 20, Bs. 50, Bs. 100, Bs. 200, Bs. 500, y las monedas: 50 céntimos y 1 bolívar.

Los venezolanos tendrán tres meses para acostumbrarse a esta nueva reconversión; aunque, al menos en lenguaje coloquial, ya se estaba usando esta medida desde hace algunos meses, debido a la extensión de las cifras.

“He tomado la decisión de firmar, anunciar y activar una reconversión monetaria necesaria para la economía venezolana. He decidido reducir tres ceros a la moneda y sacar de circulación el actual cono monetario y poner en circulación un nuevo cono monetario con tres ceros menos.”, expresó el jefe de Estado desde el Consejo Nacional de Economía Productiva que se desarrolla en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores.

Expectativas

Los venezolanos no tardaron en compartir su opinión a través de la red social Twitter, con el hashtag: #ReconversiónMonetaria, para expresar cómo ésta nueva medida genera confusión, desconfianza, y más desestabilidad en el país, ya que llega sin el respaldo de un plan antiinflacionario o de estabilización.

Además, acusan a la medida de mostrarse poco realista frente a la inflación actual. El billete de mayor denominación del nuevo cono monetario es el de Bs. 500, que en en bolívares fuertes, la moneda actual, son 500.000, y no alcanzan para comprar dos litros de leche.

Estrategias previamente aplicadas

Esta será la segunda reconversión de la moneda en 10 años. En el 2008, el presidente Hugo Chavez realizó el cambio del cono monetario y puso en circulación el Bolívar Fuerte, con el propósito de "recuperar su valor en comparación con otras monedas como el dólar y el euro". 

El 4 de diciembre del 2016, el ejecutivo anunció la impresión y puesta en circulación de seis billetes: Bs. 500, Bs. 1.000, Bs. 2.000, Bs. 5.000, Bs. 10.000 y Bs. 20.000.

El 11 de diciembre, se ordenó sacar de circulación el billete de Bs. 100, con el objetivo de acabar lo que Maduro denominó "la extracción del dinero Venezolano por parte de las mafias colombianas". Para ese momento, el papel moneda representaba el 34% de las piezas del cono monetario circulante y tener que deshacerse de él en 72 horas, como anunciaba la medida, generó desesperación y caos, y tuvo como consecuencia protestas y saqueos en varias regiones del país. El 18 de diciembre se anunció la primera prórroga a esta medida, la cual se mantiene todavía.

Un año después, en el 2017, el billete de Bs. 100.000, el séptimo y último "de los nuevos", se puso en circulación para completar el proceso de ampliación del cono monetario. Este mes se le agregó una nueva marca de agua como elemento de seguridad a este último y su circulación de pautó para el pasado miércoles 14 de marzo; esta pieza coexistiría con la que ya circulaba actualmente.

Ante la nueva medida, todo este papel moneda, incluyendo el que se puso en circulación hace una semana, perderá validez a partir del 4 de junio.

 

Latin American Post | Camila González C.

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…