fbpx

 

 

Reino Unido le apuesta a prohibir el tráfico de marfil

El gobierno británico planea endurecer las leyes para disminuir la caza de elefantes

Reino Unido le apuesta a prohibir el tráfico de marfil

Esta semana el Gobierno inglés anunció que está planeando el endurecimiento de la prohibición del marfil. Según las autoridades, esta sería una de las leyes "más duras" para atacar la venta de este material que causa la muerte de cientos de elefantes y fortalece la caza y el comercio ilegal de pares de animales en África.

De acuerdo con un comunicado del Secretario de Medio Ambiente británico, Michael Gove, "el marfil no debe ser considerando como un bien que genera ganancias o da un estatus, es por esto que vamos a introducir una de las prohibiciones en la venta del marfil más fuertes del mundo para proteger las futuras generaciones de elefantes.

El funcionario explicó que "la prohibición en la venta de marfil que vamos a crear, reafirmará el liderazgo británico en este tema tan importante, demostrando nuestro convencimiento que detestable comercio del marfil debe ser algo del pasado".

Aunque aún es necesaria la firma de esta ley, más de 60.000 ciudadanos manifestaron su apoyo a la completa prohibición del comercio de este elemento. Esta, prohibiría la venta de productos de marfil de cualquier edad (sin importar cuándo se fabricó), salvo algunas pequeñas excepciones.

En la actualidad, el Reino Unido ha permitido el comercio libre y legal de productos de marfil fabricados antes de 1947. Sin embargo, ambientalistas han asegurado que esta ley tenga baches que permite a traficantes hacer pasar como viejo, marfil nuevo. ^Por su parte, otros países europeos han implementado medidas que prohíben el comercio de marfil en bruto, sin importar el momento en que se consiguió.

Es aquí donde el Reino Unido quiere dar un salto hacia la prohibición eficaz. De acuerdo con las autoridades, se quiere llenar esos agujeros legales y solo permitir una pequeña cantidad de productos, como antigüedades con menos de un 10% de marfil, instrumentos musicales fabricados antes de 1975.

Cualquiera que viole estas nuevas disposiciones sería multado con grandes sumas de dinero y hasta 5 años de cárcel. Estas medidas ya han sido vistas con buenas impresiones por grupos ambientalistas, como la Sociedad de Conservación de la Vida Salvaje.

El presidente de esta ONG, Cristián Samper, aseguró que "para salvar a los elefantes, debemos detener la caza y el comercio y la demanda. Cerrar los mercados domésticos de marfil a nivel mundial, debe ser nuestra meta".

Otros gobiernos como el de Estados Unidos, había aprobado una ley similar en el 2016, sin embargo, fue parcialmente levantada por la administración Trump, al permitir algunos trofeos de caza.

Precisamente, el trabajo en equipo de la comunidad internacional ha hecho que la caza ilegal de elefantes, se redujera en los últimos 5 años gracias, precisamente, al aumento en las prohibiciones de comercio de marfil. Sin embargo, según cifras del Huffington Post, cada día se caza furtivamente a 55 elefantes, lo que significa más de 20 mil al año.

De acuerdo con la WWF, los países que menos controles generan en el comercio de marfil y que juegan un papel fundamental en la prohibición del comercio son Tailandia, Nigeria y la República Democrática del Congo.

Hace algunas semanas se conoció la muerte del último rinoceronte blanco del norte macho. Esta especie también ha estado amenazada por la caza furtiva para obtener el cuerno.

 

Latin American Post | Santiago Gómez Hernández

Copy edited by Susana Cicchetto

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…